Reactivo de Oxfam después del cierre de las negociaciones sobre Cambio Climático de la ONU en Doha

Publicado : 10 Diciembre 2012

La directora de Campañas e Incidencia Política de Oxfam Internacional, Celine Charveriat, ha señalado que durante las negociaciones sobre cambio climático de Naciones Unidas celebradas en Doha ningún país desarrollado ha luchado por lograr un compromiso colectivo para asegurar que la financiación de la lucha contra el cambio climático siga aumentando. Estados Unidos fue uno de los principales responsables de bloquear cualquier avance en materia de financiación, daños y pérdidas, así como en otras cuestiones.

"Al comienzo de las negociaciones, los países pobres se enfrentaban a un ‘abismo fiscal’ desde el punto de vista climático y, una vez finalizadas, estos países continúan aferrándose desesperadamente para no caer al vacío”.

"Estados Unidos realizó un desembolso inicial para la denominada 'financiación inmediata' y, en Doha, debía haberse comprometido a pagar el resto, algo que finalmente consiguió evitar".

"La Unión Europea ha sido incapaz de liderar estas negociaciones al no lograr alcanzar un consenso a nivel interno en ninguna materia, ni siquiera en torno al objetivo de reducir las emisiones un 30%, o sobre la transferencia del remanente de reducción de emisiones en el marco del Protocolo de Kioto, o en materia de financiación para la lucha contra el cambio climático".

"Esta año, las sequías que han afectado a la región de Sahel, a Estados Unidos o a Rusia provocaron el aumento de los precios de los alimentos y del hambre. Sin embargo, en lugar de enfrentarse a los retos que el cambio climático supone, en Doha ha habido una total ausencia de acciones por parte de los países ricos", subraya Charveriat.

No existe ninguna cláusula en el acuerdo de Doha que garantice que las emisiones de efecto invernadero vayan a disminuir realmente. Tampoco hubo apenas debate en torno al incremento de los objetivos de mitigación a pesar de que en las dos últimas conferencias sobre cambio climático de Naciones Unidas se reconoció ampliamente que los actuales objetivos no son suficiente para evitar que la temperatura del planeta aumente en más 2ºC, limite acordado por los propios gobiernos.

Durante las negociaciones se ha adoptado un segundo periodo de compromiso gracias a acuerdos de última hora para eliminar algunas de las lagunas más importantes. Sin embargo, aunque los países podrán aumentar sus modestos objetivos de reducción de emisiones para el año 2014, no están obligados a hacerlo. Se ha establecido una hoja de ruta, conforme al acuerdo alcanzado el pasado año en Durban, con el objetivo de valorar nuevos recortes para el próximo año, así como un nuevo acuerdo internacional para 2015 que requerirá que todos los países reduzcan sus emisiones, pero que no entrará en vigor hasta 2020.

"Una vez más los gobiernos han evitado emprender medidas suficientes para reducir de forma urgente las peligrosas emisiones de gases de efecto invernadero. Nuestro planeta está en llamas y nuestros gobiernos pretenden sofocar el incendio con cubos de agua", afirma Charveriat.

Contactar

Sunita Bose al +974 55 04 6084 ó +1 650 353 1936

Permalink: http://oxf.am/3dw