El compromiso del Parlamento Europeo respecto a los biocombustibles no es suficiente para combatir el hambre en los países pobres

Publicado : 13 Septiembre 2013

El compromiso del Parlamento Europeo de recortar en un 6% la cuota de biocombustibles elaborados  a partir de cultivos alimentarios para la demanda energética de transporte en el 2020 es decepcionante, según afirmó Oxfam este miércoles.  

Como resultado de la intensa presión de la industria, la votación se ganó por un margen muy pequeño, a pesar del apoyo evidente de muchos diputados y ciudadanos europeos para que se deje de utilizar comida para combustibles. Este 11 de septiembre, en Estrasburgo, las ONGs entregamos una petición con más de 240.000 firmas a los miembros del Parlamento Europeo pidiendo que dejen de quitar la comida de la boca de la gente con menos recursos.

En respuesta a la votación de ayer, Marc Olivier Herman , experto de la política europea en materia de biocombustibles de Oxfam, afirma:

“Mientras que los eurodiputados han evitado el peor de los escenarios en la mesa, el Parlamento Europeo aún es culpable de desatender las necesidades de las personas y del planeta.  Este pésimo compromiso no resolverá ni el problema evitable del hambre ni la destrucción  medioambiental. Un límite sobre el uso de biocombustibles del 6 por ciento está muy por encima de los niveles actuales de consumo.

"Esta votación también establece un nuevo objetivo obligatorio del 7,5% para la proporción de bioetanol en la gasolina. Esto implica que en 2020 los europeos tendrán que comprar 2,5 veces más cereales para biocombustibles que en la actualidad.

En sus esfuerzos para apaciguar los grupos de presión de la industria de los biocombustibles, los parlamentarios europeos han fallado en su deber de representar los mejores intereses de su electorado y a la octava parte de la población que se va a dormir cada noche con hambre. Como resultado, millones de personas seguirán sufriendo las consecuencias de la volatilidad de los precios de los alimentos, la destrucción de los bosques y los acaparamientos de tierras. Los gobiernos de la UE deben corregir sus acciones.


Notas para los Editores:

  • En octubre del año pasado, la Comisión Europea propuso modificar la Directiva de Energías Renovables de la UE introduciendo un límite del 5% para los biocombustibles basados en cultivos de alimentos, avanzando hacia el objetivo del 10 % para las energías renovables en los combustibles  destinados a transporte en 2020, la mejora de los criterios de sostenibilidad y la promoción del uso de biocombustibles avanzados.
  • El Parlamento Europeo votó ayer limitar para el 2020 el uso de los biocombustibles elaborados a partir de cultivos alimentarios en el 6%. La votación se produjo después que la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo aprobara un informe de la eurodiputada francesa Corinne Lepage , proponiendo un límite del 5,5%. El informe fue diluido después de la intensa presión de la industria de los biocombustibles y los grupos de presión agrícolasde Europa, a pesar de una fuerte evidencia que condena los biocombustibles basados en cultivos. En los próximos meses, los Estados miembros de la UE adoptarán su posición común sobre la reforma de los biocombustibles en la UE .
Permalink: http://oxf.am/UaU