Armenia

Armenia tiene una población de 3,1 millones de persones, de las cuales el 34% vive por debajo del umbral de pobreza. Situado en el interior del suroeste asiático, el país sufre una escasez de recursos naturales y de servicios básicos.

Un devastador terremoto en 1988, y el colapso de la Unión Soviética tres años después, dejaron Armenia en una difícil situación, que se ha visto agravada por el conflicto con el vecino Azerbaiyán.

Actualmente, las desigualdades, la corrupción y la injusticia social y económica siguen afectando a las personas más vulnerables.

Oxfam en Armenia

Oxfam trabaja en Armenia desde 1994, con el objetivo de reducir la desigualdad y la injusticia social y apoyar a las personas más pobres, especialmente a la población de las zonas rurales y aisladas del país.

Nuestros programas en Armenia se centran en ayudar a los agricultores pobres a tener más acceso a los mercados y asegurar precios justos para sus productos. Además, trabajamos con socios locales para estimular inversiones a favor de la economía rural. También promovemos la participación y capacitación de la población para que puedan opinar sobre aspectos que afectan a sus vidas.

Para conseguir cambios reales a nivel local, realizamos campañas de incidencia política en todo el país. Con los años, hemos diversificado nuestro trabajo para capacitar a las personas y comunidades de Armenia con el objetivo que puedan tener un futuro libre de injusticias. 

El enfoque de nuestro trabajo

  • Alentar a los pequeños agricultores y agricultoras a trabajar juntos, formar cooperativas y fomentar nuevas oportunidades comerciales.
  • Apoyar a las personas pobres a defender su derecho a servicios sanitarios de calidad y reclamar más inversiones estatales para la atención primaria de salud.
  • Mejorar la capacidad de los agricultores para luchar contra el cambio climático.
  • Apoyar a las mujeres a expresar su opinión a nivel gubernamental.
  • Capacitar a las comunidades con mayor riesgo para que puedan responder mejor a los desastres naturales y a las crisis del clima.

Comparte esta página: