Desmond Tutu

Desmond Tutu es una fuente de inspiración

Enlaces de interés

Wikipedia: 
Desmond Tutu

Ganador del Premio Nobel de la Paz y presidente del grupo "The Elders", el arzobispo Desmond Tutu es un apasionado activista de las campañas de Oxfam, una presencia que inspira y que goza de una gran influencia, además de ser un precursor de la lucha por la paz y los derechos humanos en todo el mundo.

La tenaz labor del arzobispo Tutu ejerciendo presión en las altas esferas a favor de Oxfam incluye la redacción de cartas y artículos. Ha escrito sobre temas como la ayuda internacional, el cambio climático y el control de las armas, y además escribió un artículo para el lanzamiento de la campaña Rebélate contra la pobreza. Asimismo ha prestado apoyo a Oxfam a la hora de ejercer presión sobre los responsables internacionales a propósito de los encuentros del G8, en el conflicto de Dafur y para conseguir asistencia sanitaria y educación para todo el mundo. Como devoto activista de la campaña Armas bajo Control, el arzobispo Tutu envió sendos escritos a cada embajada de Nueva York antes de que tuvieran lugar las conversaciones de las Naciones Unidas de 2006 que condujeron al histórico Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas. Dentro de su incansable labor en las campañas en las que participa, ha escrito personalmente a 12 jefes de Estado, entre los que figuran Silvio Berlusconi y Angela Merkel.

Como el poderoso estadista y apasionado orador que es, el arzobispo Tutu proyecta su apoyo y genera admiración en todo el mundo, participando en encuentros como la Audiencia panafricana sobre el clima (Pan Africa Climate Hearing) que tuvo lugar en Ciudad del Cabo. También representó a Oxfam en la Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas que tuvo lugar en Copenhague en 2009. En ambos casos se dirigió a los delegados y medios de comunicación para señalar el coste en términos de vidas humanas que produce el cambio climático. El arzobispo Tutu escuchó a los testigos afectados por el cambio y personas que ya sufren las devastadoras consecuencias de las tormentas, inundaciones y sequías, sumándose a ellas para llamar la atención sobre las repercusiones del cambio climático en las poblaciones más vulnerables, además de realizar un llamamiento para que los líderes mundiales adopten un acuerdo justo y comprometedor con el que detener el cambio climático.

Asimismo, el arzobispo Tutu es un defensor a ultranza del trabajo emprendido por Oxfam y, al mismo tiempo, su figura respetada y de confianza hace que sea escuchado por los líderes mundiales. Con el paso de los años, su inagotable contribución a causas humanitarias ha sido reconocida a través de diferentes premios como la Medalla Presidencial de la Libertad, que es el mayor galardón civil que puede recibir una persona en los EE.UU., y que le fue concedida por el presidente Obama en 2009 por su sobresaliente aportación en el plano nacional, y a nivel global.

Comparte esta página: