Mohamed ya recuperado junto a su madre, Fadumo. Autor: Oxfam

Somalia: los niños recuperan fuerzas gracias a un programa contra la desnutrición

“Este centro de salud proporciona un cuidado que salva vidas y recibe un enorme apoyo por parte de nuestra comunidad”
Fadumo, 30 años, madre de Mohamed

En Somalia, más de 240 000 niños y niñas menores de 5 años sufren de desnutrición. Desde principios de 2009, un programa apoyado por Oxfam ha tratado a más de 92.000 niños desnutridos y sus madres. Gracias a esto, Mohammed, que estaba enfermo y extremadamente débil, ha recuperado su energía y su sonrisa.

“Vine a este centro cuando mi hijo, Mohamed, enfermó hace unos dos meses,” comenta Fadumo, madre de cinco niños, de 30 años y habitante de Mogadiscio. Con menos de un año de edad, Mohamed sufría una diarrea grave que le estaba dejando muy débil. “La diarrea acuosa paró, pero el niño seguía delgado y débil, completamente incapaz de comer o beber.”

La sequía agrava la situación crónica de desnutrición infantil

Ya que la catastrófica sequía ha hecho que sea aún más difícil conseguir agua limpia en Somalia, los hospitales están observando una subida en los casos de niños admitidos con diarrea grave y malnutrición. Dada la falta de alimentos y la poca asistencia sanitaria disponible, uno de cada seis niños muere antes de cumplir los cinco años.

“Mi marido no tiene trabajo en estos momentos”, explica Fadumo. Con la sequía y el conflicto como responsables directos del poco trabajo disponible, la familia de Fadumo no tenía el dinero necesario para tratar a Mohamed. “Nuestra vida depende ahora de lo que el hermano de mi marido nos da. No es suficiente para todos, la verdad, pero es nuestra única fuente de apoyo.”

Mohamed tenía un peso dramáticamente menor al típico de niños su edad, y una asistente sanitaria comunitaria se dio cuenta de la gravedad de su estado. “Una mujer del SAACID vino a mi casa y me dijo que había un centro de tratamiento para niños desnutridos en el distrito”, comenta Fadumo. Me trajo al centro y, cuando llegué, las enfermeras me dijeron que Mohamed estaba muy desnutrido.”

“Cuando le admitieron en el programa estaba muy delgado,” recuerda Fadumo, “y pensé que nunca iba a poder recuperar su peso normal, porque había dejado de comer y beber.” Fadumo cuenta también que cuando Mohamed tenía solo dos meses ya había rechazado ser amamantado. “Desde entonces, siempre estuvo enfermo y no disfrutó de buena salud ni un sólo día.”

Mohamed empieza el tratamiento

Mohamed fue admitido en el centro de Cuidado Terapéutico Comunitario (CTC, por sus siglas en inglés) del SAACID, un programa implementado junto con Oxfam Novib (Oxfam en los Países Bajos). A pesar de encontrarse seriamente enfermo cuando empezó el tratamiento, la salud de Mohamed ha mejorado. “Justo después de empezar a tomar esas galletas especiales, comenzó a comer y a beber agua y leche de nuevo casi de inmediato,” confirma Fadumo.

Más de 240.000 niños menores de cinco años sufren desnutrición en Somalia, y Mohamed tuvo la suerte de que aquella voluntaria le incorporase al programa de alimentación terapéutica a tiempo. Durante el curso natural del tratamiento, muchos niños malnutridos pueden ser pacientes externos del programa CTC durante un máximo de tres meses. Si sufren complicaciones, son entonces referidos a centros más especializados en donde se les proporciona supervisión y cuidado constante durante las 24 horas del día.

Antes delgado y desganado, Mohamed empezó a ganar peso con el paso de los días. Recuperó la energía y se volvió más activo. Incluso empezó a sonreír de nuevo.
 
“Es evidente que este centro de salud proporciona un cuidado que salva vidas y recibe un enorme apoyo por parte de nuestra comunidad,” explica Fadumo. Todos le estamos muy agradecidos al SAACID y a sus donantes por regalarnos vida. Nuestra mayor esperanza es que el SAACID pueda seguir ayudando a niños que sufren malnutrición.”

Después de dos meses en el programa de pacientes externos gravemente desnutridos, Mohamed ha hecho un gran progreso. Si su mejora continua, será dado de alta en las próximas semanas.

Desde su creación en 2009, el programa CTC ha tratado a más de 92.000 niños que sufren malnutrición y a sus madres. El total de niños desnutridos registrados por el SAACID es de 15.000, que están siendo tratados en ocho centros CTC en todo Mogadiscio. Desde mediados de abril, el programa ha admitido a más de 2.000 nuevos niños con estos síntomas cada semana. Esto se debe en gran medida a la crisis por sequía que azota las zonas rurales de Somalia, empujando a cada vez más familias hacia Mogadiscio, donde buscan alimento y trabajo para poder sobrevivir.

SAACID recibe el apoyo financiero y formación para dirigir estas clínicas especializadas en nutrición para niños de Oxfam Novib, que a su vez recibe donaciones en especies de Unicef y el Programa Mundial de Alimentos. Oxfam Novib está en estos momentos buscando donantes de peso para poder continuar con una labor que ayuda a salvar las vidas de los niños de Somalia.

Más información

> Sequía y conflicto en Somalia: la respuesta de Oxfam

> Crisis alimentaria en el Cuerno de África

Permalink: http://oxf.am/4WY