La población que ha huído a causa del conflicto en Somalia busca refugio en campos de desplazados como el de Burao, en Somalilandia. Autor: David Levene/Oxfam
Oxfam Internacional teme que la situación de Somalia pueda empeorar durante los próximos meses.

Situación en Somalia - diciembre de 2008

“Somalia és uno de los lugares más peligrosos del mundo para ser técnico en acción humanitaria”

La situación humanitaria en Somalia se está deteriorando a un ritmo alarmante. Desde comienzos del año, el número de afectados en Somalia ha aumentado un 77% hasta alcanzar los 3,5 millones de personas, casi la mitad de la población del país.

Los factores que influyen en la crisis de Somalia son cuatro:

  • Sequías e inundaciones: El centro de Somalia está siendo azotado por una grave sequía que empeora y se extiende, y que ha reducido las cosechas durante muchos años, ya que muchos cultivos básicos no han logrado crecer. Esto ha dejado a muchas comunidades rurales sin sus medios de vida. En el sur de Somalia, las inundaciones de los dos ríos principales han obligado a muchas familias a abandonar sus hogares y han arruinado sus cosechas.
     
  • Hiperinflación: Los precios de los alimentos y otros productos están alcanzando niveles nunca vistos en Somalia. Esto ha dificultado la compra de productos básicos para la subsistencia (como alimentos, agua y material para refugio) a las comunidades rurales. Algunos productos han aumentado hasta un 1600%, mientras que los más pobres de Mogadiscio sobreviven con apenas 1,70 dólares al mes.
  • Acceso muy limitado: El acceso de las agencias de asistencia humanitaria como Oxfam Internacional a los más desfavorecidos está muy limitado debido a la extrema inseguridad y a los ataques cada vez más frecuentes sufridos por los colaboradores. Somalia está considerada como uno de los lugares más peligrosos del mundo para ser asistente humanitario. Solo en 2008, más de 30 colaboradores han muerto en Somalia (la mayoría de ellos somalíes) y más de 20 han sido raptados. En la actualidad, las agencias como Oxfam internacional hacen lo que pueden, pero no lo que quisieran, en sus intentos para poner fin a la crisis humanitaria que está yéndose fuera de control.
  • Inseguridad: La ONU ha descrito el nivel de inseguridad de Somalia como el peor que ha visto el país desde principios de los años 90. Los civiles somalíes continúan cayendo por el fuego cruzado entre los dos bandos que luchan por el control de áreas estratégicas. Desde comienzos de 2008, se estima que al menos 9000 civiles han muerto víctimas de la guerra en Somalia. Todas las partes involucradas en el conflicto están acusadas de cometer crímenes de guerra.

Oxfam en el terreno

A pesar de estas dificultades, Oxfam Internacional trabaja con las organizaciones colaboradoras somalíes para brindar asistencia humanitaria vital a más de medio millón de desfavorecidos de Somalia.

Comida caliente para los desfavorecidos de Mogadiscio

En trabajo conjunto con varios socios, Oxfam Internacional financia un programa de “alimentación líquida” en Mogadiscio para dar alrededor de 60 mil platos calientes al día a aquellos que todavía no han abandonado la capital de Somalia. En menos de un año, el programa ha repartido más de 14 millones de raciones a los que aún viven en la ciudad: los más pobres, aquellos que no tienen medios para huir de la violencia diaria.

Servicios sanitarios y agua para uno de los campos de desplazados más grandes de África

Estamos contribuyendo a hacer llegar agua a 200 mil desplazados que viven en condiciones infrahumanas en Afgooye, cerca de Mogadiscio, la capital. En colaboración con socios locales, Oxfam brinda asistencia a la comunidad local y garantiza el acceso a agua potable, letrinas y educación sobre higiene para los habitantes del campo.

Recuperación de los medios de vida en Somalia central

En el área central de Somalia, Oxfam ha estado en colaboración con dos socios locales para reconstruir los medios de vida de aquellos desfavorecidos que lo han perdido todo a causa de la crisis que azota el país. Oxfam ha provisto a los necesitados de herramientas y semillas para que recuperen sus labores agrícolas y ha brindado apoyo económico a los más vulnerables (incluyendo mujeres y niños).

Proyectos en las áreas afectadas por la sequía en Somalia

Oxfam ha trabajado con 70 mil pastores y 30 comunidades de pastores para resolver las causas fundamentales de la pobreza y vulnerabilidad de este grupo en el campo somalí. Estamos trabajando con las comunidades de pastores para aliviar algunos de los problemas prácticos a los que se enfrentan, como la falta de agua, servicios de salud y educación.

Fortalecer la capacidad de las ONG somalíes

Oxfam invierte en un proyecto único para formar a las ONH locales de Somalia de forma que puedan responder a las amenazas de sus comunidades, entre ellas sequías, conflictos o violencia e inundaciones. Oxfam ha formado a 25 organizaciones locales somalíes en una amplia gama de servicios de emergencias que incorporan estándares globales de respuesta a emergencias, sistemas de advertencia temprana, sensibilidad ante el conflicto, concienciación de género, grupos de presión y medios de comunicación.