Haití está luchando por dar una buena educación a sus ciudadanos y ciudadanas
Haití está luchando por dar una buena educación a sus ciudadanos y ciudadanas

Haití: Cómo el riego trae cosechas y educación

Laventure Benad está deseoso de ver cómo funcionará un pequeño sistema de riego que están instalando en las colinas de Colora, en el centro de Haití. Es padre de siete niños, pero sólo puede enviar a cuatro a la escuela. Pero con el sistema de riego -y la oportunidad que le proporcionará de obtener tres cosechas al año en vez de una- Benad espera no sólo tener más comida para su familia, sino que suficientes ingresos para pagar la educación de todos sus hijos.

"Queremos seguir avanzando", dice Benad mientras una pareja de hombres jóvenes detrás de él golpea con un martillo las rocas con las que harán un sistema de riego. A través de la tubería que construirán, el agua de los arroyos de la montaña llegará a las más de 60 de hectáreas de los campos de 150 agricultores y agricultoras.

Con la ayuda del Proyecto Binacional Artibonito, financiado por Oxfam y conocido como PROBINA, el riego podrá traerles eventualmente mayor independencia financiera, nos dicen los campesinos. Y creen que dentro de unos tres años ya podrán comprar sus propias semillas y fertilizantes.

Atendieu Charles digs a trench for an irrigation project in Colora.

Atendieu Charles cava una zanja en un proyecto de riego en la zona de Colora. Foto: Ami Vitale/Oxfam America.

Ponerse al día con la tecnología

Para Markens Louidort, un estudiante de 26 años de Liancourt en el valle de Artibonite, el apoyo a la educación es la clave para un futuro mejor. Está inscrito en un programa de capacitación en informática dictado por APPEL, Asociación de Padres y Profesores de la Escuela de Liancourt, un socio de Oxfam que proporciona formación profesional post-secundaria.

"El mundo avanza con la tecnología y es importante para nosotros aprender sobre ordenadores", dice Louidort. En un país con un desempleo que bordea el 70 por ciento, Louidort espera que estas nuevas capacidades, duramente ganadas, le permitan acceder a un empleo.

Durante cuatro horas tres días a la semana, Markens se ubica detrás del ordenador en la sofocante sala de clases de APPEL. Una serie de baterías proporcionadas por Oxfam, y recargadas con la ayuda de un generador que está cerca de la estación de radio, genera la electricidad necesaria para hacer funcionar los ordenadores. Todos los asientos están ocupados. Esta es la clase más popular de APPEL y algunos estudiantes deben compartir ordenador. Un estado de profunda concentración domina la clase.

El responsable de la clase, el profesor Dieunel Prince conversa con los estudiantes sobre el próximo paso de un programa que les permitirá imprimir certificados. Más tarde, me explicará privadamente que uno de los mayores desafíos de cara a formar a estos estudiantes, es el hecho que gran parte nunca ha tenido la oportunidad de aprender a escribir a máquina, una desventaja para quienes esperan ingresar en este nuevo campo laboral.

La educación es fundamental

Estas brechas en el aprendizaje es un indicador de las luchas que Haití ha tenido para dar una educación sólida a su población. Alrededor de un cuarto de sus distritos no tienen escuelas y un 38 de la población mayor de 15 años es analfabeta. La educación es uno de los servicios fundamentales que se necesitará ofrecer en las regiones rurales para que la descentralización sea una realidad en Haití.

Michelle Lisette Casimir, alcalde de Saint Michel en Aribonite, lo sabe bien. Muchas de las familias en esta área envían a sus hijos e hijas a Puerto Príncipe para que continúen sus estudios, algunos de ellos y ellas murieron en el terremoto. Casimiro anhela que Saint Michel pueda tener una escuela profesional para su gente.

"No podemos hablar de futuro sin preocuparnos por la juventud y la forma en que viven", dice Casimir, y añade que la educación es su mayor deseo respecto al desarrollo del pueblo. "Con educación... los jóvenes no se irán".

Artículo publicado originalmente por Oxfam América.

 

Más información

Informe de Oxfam: Haití: La oportunidad del siglo para cambiar

Mapa de la respuesta de Oxfam en Haití

Respuesta humanitaria de Oxfam en Haití