Autor: Jason P. Howe/Oxfam
Solo una de cada cinco niñas asiste a la escuela primaria

Crisis en Afganistán

“Solamente la mitad de la población infantil está escolarizada”

A pesar de haber conseguido algunas mejoras desde la caída del régimen talibán, Afganistán sigue siendo uno de los países más pobres del mundo. Se ha visto afectado por décadas de conflictos y desastres, como sequías e inundaciones, terremotos y ahora por la crisis de los precios de los alimentos. Oxfam trabaja en el país ofreciendo ayuda humanitaria, apoyando el desarrollo rural, llevando a cabo programas de medios de vida sostenibles y haciendo presión para que la voz de la población afgana sea escuchada a nivel internacional.

La situación

Casi el 40% de la población afgana vive en la pobreza.
Más del 80% depende de la agricultura o actividades comerciales derivadas de ella, pero el gobierno es incapaz de hacer frente a los problemas estructurales del país, así como a los desastres naturales y al aumento de los precios. Como consecuencia, muchas familias viven en una situación de pobreza crónica.  Además, la participación de las mujeres en la vida política y económica sigue siendo muy limitada.

Las cifras no son nada alentadoras: Casi una de cada cuatro personas no tiene acceso a atención médica. Uno de cada cinco niños afganos no alcanza la edad de cinco años. Y una de cada ocho mujeres muere durante el parto.

En cuanto a la educación, la situación no es mucho mejor: de media, solo uno de cada dos niños está escolarizado. Para las niñas, la situación es aún peor: solo una de cada cinco asiste a la escuela primaria y una de cada veinte a la secundaria.

>> La educación femenina en Afganistán en peligro: testimonios

El trabajo de Oxfam en Afganistán

Oxfam ha estado presente en Afganistán durante tres décadas y actualmente trabaja en 20 de las 34 provincias del país.

Tenemos como objetivo responder rápida y eficazmente cuando ocurre una crisis humanitaria:

  • Proveemos de agua potable, letrinas, kits de higiene y proporcionamos capacitación sobre buenas prácticas de higiene.
  • Llevamos a cabo programas de Reducción de Desastres para asegurar que las comunidades con menos recursos son capaces de reaccionar ante la llegada de desastres y sufran sus consecuencias en menor grado. Ayudamos a socios locales de varias provincias a identificar y evaluar riesgos, desarrollar planes de gestión de desastres y crear sistemas de alerta temprana.
  • También estamos proporcionando asistencia alimentaria a cerca de 30.000 niños y niñas con desnutrición, así como también a mujeres, a través de proyectos comunitarios.

En Oxfam, también apoyamos a socios locales a través de:

  • Programas de desarrollo rural y medios de vida sostenibles en 13 provincias.
  • Proyectos de capacitación de mujeres, incluyendo la promoción de la alfabetización de las mujeres, la dotación de micro-créditos para la creación de negocios y la educación de las niñas.
  • Por último, Oxfam está trabajando a nivel de local para encontrar soluciones pacíficas a los conflictos, a menudo relacionados con la tierra o el agua, a través de programas específicos. También promovemos la justicia social y la defensa de los derechos humanos. 

En la provincia de Daikundi, por ejemplo, Oxfam está ayudando a 64.346 familias en 650 pueblos a determinar sus necesidades y gestionar proyectos para hacerles frente. Hasta la fecha, hemos ayudado a construir más de 40 escuelas, 1.000 kilómetros de carreteras y más de 1.000 letrinas. Más de 120 pueblos ya cuentan con electricidad y al menos 150 aldeas han recibido apoyo para la agricultura, incluida la formación específica.

Oxfam también trabaja para que la voz de la población afgana sea escuchada a nivel local, regional e internacional

Haz un donativo

Puedes hacer una donación en tu afiliado nacional de Oxfam. El dinero será usado para respuestas de emergencia humanitaria, incluida la de Afganistán.

Distribuir contenido
Permalink: http://oxf.am/4nD