Oxfam ofrece su apoyo en los trabajos de emergencia en Cuba

“Los huracanes han afectado a más de 1,2 millones de personas y cerca de 30.000 viviendas han sido destruidas”
Beat Schmid
Coordinador programa ayuda en Cuba
Publicado : 13 Septiembre 2008

El impacto de los huracanes que han azotado Cuba recientemente se ha dejado sentir más intensamente en granjas, casas y otras infraestructuras, según explicaba la agencia Oxfam Internacional.

El huracán Ike que pasó por el país el domingo pasado es el cuarto ciclón tropical, después de Fay, Gustav y Hannah, que azota la isla en tan sólo tres semanas. El impacto de las fuertes lluvias, vientos huracanados y altas olas se ha dejado sentir por toda la isla. Más del 20 por ciento de la población ha tenido que ser evacuada de sus hogares. Hay informes que apuntan que ésta es la peor catástrofe natural que sufre Cuba desde 1963.


Ha sido muy difícil realizar una evaluación de los daños debido a las malas condiciones meteorológicas y a la falta de electricidad en casi toda la isla. No obstante, se sabe que los huracanes han afectado a más de 1,2 millones de personas y que cerca de 30.000 viviendas han sido destruidas.


Oxfam se ha movilizado para recaudar fondos públicos e instar a los gobiernos a contribuir ofreciendo productos no comestibles para los más vulnerables. Los socios de Oxfam están dándole prioridad a la restitución del material de labranza y a la reconstrucción de los invernaderos y huertas de vegetales para poner en marcha la producción de alimentos lo antes posible.


“Oxfam hace un llamamiento urgente apelando a la generosidad de las personas que puedan contribuir con donaciones para la ayuda a la recuperación de Cuba”, dijo Beat Schmid, coordinador de trabajos de Oxfam en Cuba. “Mientras continúen las lluvias, la gente necesitará ayuda, hasta que puedan volver a hacer su vida con normalidad”.