Oxfam Internacional pide tropas europeas para el Congo

“La situación es demasiado inestable para llegar a las muchas personas que han abandonado sus hogares para escapar de la violencia”
Juliette Prodhan
Portavoz de Oxfam en el congo
Publicado : 2 Noviembre 2008

Oxfam Internacional ha pedido a los ministros europeos de asuntos exteriores, que mañana (3 de noviembre) se reúnen en Marsella (Francia),  que se pongan de acuerdo sobre el envío de tropas europeas para ayudar a la misión de paz de la ONU en el este de Congo (MONUC).


A pesar del alto al fuego declarado por el Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP) del General Laurent Nkunda, la situación es muy tensa y la tregua es muy precaria. Debido al difícil acceso a los alrededores de Goma las agencias humanitarias se enfrentan a serias dificultades para ayudar a las miles de personas desplazadas.


El envío de más tropas para el terreno ayudaría a la MONUC en su mandato de traer seguridad al este de Congo. Antes de esta ola de violencia era ya evidente el esfuerzo de la MONUC, más allá de sus capacidades, para mejorar la situación. Dada la inseguridad registrada también en otras zonas de la provincia de Kivu y en varias regiones del este de Congo, el despliegue de tropas de Goma en esas áreas podría implicar dejar a los civiles de esas regiones expuestos a ataques.


“La Unión Europea está bien colocada para desplegar rápidamente las tropas adicionales que la población de Congo necesita tan desesperadamente. Delante de la fragilidad del alto al fuego y del miedo de un nuevo rebrote de la violencia en la zona de Goma, el despliegue de tropas debe hacerse lo más pronto posible”, ha afirmado Juliette Prodhan, portavoz de Oxfam en el Congo.


Las tropas europeas deben trabajar consultando con las comunidades locales y las agencias humanitarias presentes en el terreno. Su rol no debe ser garantizar ayuda directamente a las poblaciones  sino ayudar a crear un entorno seguro donde los civiles se sientan protegidos de posibles ataques y las ONG humanitarias puedan dar asistencia a los que la necesitan con urgencia.


El despliegue de tropas europeas debe estar combinado con una fuerte presión diplomática para alcanzar una solución política para el conflicto y medidas inmediatas que refuercen la capacidad de la MONUC de proteger los civiles. Oxfam Internacional pide también el nombramiento de un alto representante que unifique los esfuerzos internacionales para la paz y trate las causas subyacentes del conflicto.


“Es necesario un compromiso político al más alto nivel para unificar los esfuerzos diplomáticos a que hemos asistido este fin de semana. En el pasado ya se han firmado acuerdos entre todas las partes implicadas en el conflicto. El apoyo inconsistente de los líderes mundiales a esas iniciativas ha contribuido a su fracaso. Un enviado especial puede proporcionar el liderazgo necesario para que el mundo no se encoja de hombros en relación al Congo como ha hecho muchas veces en el pasado”, ha añadido Prodhan.


Distribución de agua


Oxfam Internacional ha empezado hoy la distribución de agua a personas desplazadas en la zona de Kanyabayonga, en el norte de Goma, y sigue garantizando el acceso a agua potable y saneamiento a 65.000 personas en los cuatro campos de Goma.


“La situación es demasiado inestable para llegar a las muchas personas que han abandonado sus hogares para escapar de la violencia. Estas personas se encuentran dispersas en un área vasta e inhóspita. Muchas están escondidas en los bosques sin acceso a cobijo, agua, comida y medicinas. Tenemos que llegar a esas zonas para poder ayudarles”, ha alertado Prodhan.

Información complementaria

- Antes de esta nueva ola de violencia la Republica Democrática del Congo ya era uno de los peores lugares del mundo para la población civil. Desde 1998 el conflicto ha causado 5,4 millones de muertos y ha afectado a miles de otras personas victimas de enfermedades y del hambre. Hay más de un millón de desplazados en el este del país. Las violaciones son endémicas en la región. Sólo este año, más de 1.100 mujeres han denunciado haber sido violadas. Sin embargo, es probable que el número real de ataques cometidos sea mucho más elevado.  - El 23 de enero de 2008 el gobierno congolés y 22 grupos armados firmaron el Acuerdo de Paz de Goma, comprometiéndose a respectar un alto al fuego inmediato y las normas del Derecho Internacional Humanitario. El Acuerdo de Goma ha seguido al compromiso de noviembre de 2007 establecido entre los gobiernos de la República Democrática del Congo y de Ruanda, conocido como el Comuniqué de Nairobi, sobre la presencia en el este de Congo del grupo armado ruandés Fuerzas Democráticas para la Liberación de  Ruanda (FDLR).