Varias personas de Gaza en la cola para el pan. Autor: Al Jazeera
Muchas panaderías han cerrado y otras usan sus últimas reservas

Gaza espera la fiesta musulmana del Eid sin gas para cocinar

“Los habitantes de Gaza no deberían tener que celebrar su fiesta sin poder ni siquiera cocinar por falta de gas.”
Jeremy Hobbs
Director de Oxfam International
Publicado : 24 Noviembre 2009

Oxfam Internacional reivindica que Israel permita el abastecimiento a la población

 

Oxfam Internacional ha alertado hoy de que en Gaza los hogares, las panaderías y los hospitales se arriesgan a no tener gas para cocinar en la fiesta musulmana del Eid al-Adha (Fiesta del Sacrificio), que empieza este viernes. Oxfam reclama que las autoridades israelíes permitan la entrada de las cantidades diarias de gas que cubran las necesidades de la población y la renovación de los stocks.

Cinco de cada diez hogares encuestados por Oxfam Internacional este domingo han confirmado que apenas tienen gas para cocinar. Algunas panaderías han tenido que cerrar las puertas y otras están usando sus últimas reservas de gas. El Ministerio de Sanidad ha afirmado que el gas que está recibiendo sólo cubre un tercio de sus necesidades, por lo que los hospitales se arriesgan a tener que cerrar las cocinas y las lavanderías dentro de pocos días si se mantiene la situación. Esto puede producir un impacto muy grave sobre las condiciones de higiene de los hospitales.

“Los habitantes de Gaza no deberían tener que celebrar su fiesta sin poder ni siquiera cocinar por falta de gas. Limitar la entrada de gas de cocina necesario a las familias, las panaderías y los hospitales es un castigo colectivo al que se tiene que poner fin.”, ha afirmado Jeremy Hobbs, directora de Oxfam.

Con la llegada del invierno las necesidades de gas suben en los hogares, las panaderías, los hospitales y en las exploraciones agrícolas.  El año pasado, antes de la operación Plomo Fundido, muchas panaderías cerraron por falta de gas para cocinar. Los granjeros, por su parte, temen que se repita lo sucedido hace un año cuando se vieron obligados a sacrificar 400.000 pollitos por falta de gas para generar el calor que los mantiene vivos.

El gremio de los propietarios de gasolineras ha explicado a Oxfam Internacional que el problema empezó hace un mes cuando Israel decidió, alegando razones de seguridad, cambiar el punto de entrada de gas en la Franja de la terminal Nahal Oz (el punto de abastecimiento normal) por el paso de la frontera de Kerem Shalom. Sin embargo, Kerem Shalom no tiene capacidad para garantizar el abastecimiento a toda la Franja de las cantidades necesarias de gas para cocinar.

Según los propietarios de las gasolineras, el millón y medio de personas que viven en la Franja necesitan 4.500 toneladas de gas por mes en verano y 6.000 toneladas en invierno. Sin embargo, el abastecimiento actual queda muy por debajo de esos valores.  A Gaza han llegado 2.500 toneladas de gas en septiembre, 1.700 en octubre y 697 en noviembre hasta estas fechas. Este lunes no hubo ningún abastecimiento de gas a la Franja.

El terminal de Nahal Oz tiene dos gaseoductos, ofrece  la posibilidad de almacenamiento y puede llegar a abastecer 400 toneladas de gas al día, mientras que que la capacidad del nuevo gaseoducto de Kerem Shalom no pasa de las 100 toneladas al día y carece de la posibilidad de almacenamiento.

Leer más

El trabajo de Oxfam International en Gaza