El G7 debe adoptar un plan de urgencia para Haití y la recuperación económica mundial

“El G7 debe ponerse de acuerdo sobre un impuesto sobre transacciones financieras”
Emma Seery
Directora de campañas de Oxfam Internacional
Publicado : 5 Febrero 2010

Los ministros de finanzas del G7 que se reúnen en Canadá éste fin de semana tienen que acordar crear un impuesto sobre las transacciones financieras para recaudar los millones de dólares necesarios para ayudar las naciones pobres a enfrentar el impacto de la crisis económica global, afirma hoy Oxfam Internacional.


Durante la reunión en Iqaluit, los ministros del G7 y representantes de bancos centrales tienen que asegurar también que Haití no se encuentre paralizado mientras está en fase de reconstrucción después del terremoto.

Oxfam pide lo siguiente a los ministros de finanzas:

  • Que adopten un impuesto sobre  las transacciones financieras  para aumentar los recursos y combatir la pobreza y el cambio climático;
     
  • Que garanticen que toda nueva asistencia económica sea dada en forma de subvención, no préstamo; y que se anule inmediatamente la deuda externa de Haití;
     
  • Que se pongan de acuerdo sobre un plan de emergencia de recuperación para la ayuda al desarrollo.

Emma Seery, responsable de campañas de Oxfam Internacional ha manifestado: “El G7 tiene que ponerse de acuerdo sobre un impuesto sobre  transacciones financieras de los bancos importantes. Incluso tasas bajas al rededor de 0.05% podrán permitir reunir miles de millones de dólares anualmente sin que esto afecte a los contribuyentes. Es la única solución para que los países del G7 puedan reunir los enormes recursos necesarios para cubrir sus déficits y al mismo tiempo alcanzar el Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la pobreza extrema de aquí a 2015.”

Sobre Haití, Seery ha afirmado: “La comunidad internacional ha actuado rápidamente y generosamente para proporcionar ayuda de emergencia. El G7 tiene que asegurar que Haití no se quede paralizado por deudas agobiantes mientras se esté recuperando y reconstruyendo. Tienen que ponerse de acuerdo sobre una ayuda financiera que no sea en forma de préstamo pero que sea en forma de subvención y prometer un plan claro para anular lo que queda de la deuda externa de Haití.”

Sobre la ayuda al desarrollo, Seery ha dicho: “Es ahora que se tiene que cumplir  la promesa que hizo el G8 en 2005 de aumentar la ayuda al desarrollo a 50 mil millones de dólares. Actualmente, faltarían 30 mil millones para alcanzar la suma  necesaria. El G7 tiene que tomar medidas urgentes para cumplir con su promesa sobre la ayuda al desarrollo en 2010.”

“El G7 tiene que ponerse de acuerdo sobre un impuesto sobre  transacciones financieras de los bancos importantes.”
Emma Seery responsable de campañas de Oxfam Internacional

Más información

Actúa ahora: Escribe al FMI y pide que cancele la deuda externa de Haití

El trabajo de Oxfam en Haití