People arrive at dawn to Awerial, after fleeing Bor. Photo: Grace Cahill/Oxfam

Conflicto en Sudán del Sur: La población desplazada se ve obligada a endeudarse y a dejar sus pertenencias atrás para encontrar un lugar seguro

“Muchas familias se ven obligadas a tomar la dolorosa decisión de decidir quién puede permitirse el lujo de irse y quién debe quedarse atrás.”
José Barahona
Director de Oxfam en Sudán del Sur
Publicado : 17 Enero 2014

Los civiles que huyen de los combates en Sudán del Sur entran en una espiral de deuda dejando tras de sí importantes pertenencias en su búsqueda desesperada por encontrar un lugar seguro. La agencia humanitaria Oxfam Intermón teme que la pérdida de insumos (ganado y cultivos) de las personas destruirá su capacidad para recuperarse en el futuro.

Casi medio millón de personas se han visto obligadas a dejarlo todo para buscar refugio dentro de Sudán del Sur o en los países vecinos, muchas veces pagando tarifas exorbitantes a conductores de ferrys y autobuses para poderse desplazar. Las personas que huyen de los combates en la ciudad de Bor (Estado de Jonglei) están pagando entre 40 y 130 dólares por persona para hacer la peligrosa travesía a través del Nilo en barcazas repletas de gente.

Otras personas que quieren escapar de la violencia y la inseguridad en la capital del país, Juba, están pagando 40 dólares por persona para viajar solo un par de horas al sur de la ciudad de Nimule (en Ecuatoria del Este) en la frontera con Uganda. Poco más de la mitad de la población del país (que cuenta con 12 millones de habitantes) vive por debajo del umbral de pobreza, que se sitúa en los 1,25 dólares al día. Los precios del pasaje en estas barcazas están fuera del alcance de la mayoría de la población, que gana mucho menos con trabajos temporales o en la economía sumergida.

Decenas de personas se ven obligadas a intercambiar o vender todas sus pertenencias, a menudo bajo la presión de huir de la violencia y conseguir el dinero suficiente para garantizar que sus familias estén en un lugar seguro.

José Barahona, director de Oxfam en Sudán del Sur, ha dicho:

"Las personas vulnerables de todo el país han visto desaparecer sus redes de seguridad en tan solo un mes, cuando comenzó el conflicto. Las personas ahora tienen que vender rebaños enteros de ganado para que sus familias puedan ponerse a salvo, otros se ven obligados a tomar la dolorosa decisión de decidir quién puede permitirse el lujo de irse y quién debe quedarse atrás.”

“Desde Oxfam estamos viendo cómo la gente llega a los asentamientos en Juba y en el condado de Awerial con solo lo puesto, sin saber cómo obtener ingresos y, por el momento, sin posibilidad de volver a casa. En un par de meses empieza la temporada de siembra y, si en esas fechas no han conseguido asentarse en algún lugar, no podrán cultivar alimentos para sus familias y es probable que pasen más hambre.

Las hostilidades deben cesar inmediatamente

"Oxfam y otras agencias de ayuda están haciendo lo que pueden para proporcionar ayuda a la población más vulnerable, pero es fundamental que todas las partes en conflicto reaccionen ante esta nación al borde del precipicio y cesen inmediatamente las hostilidades. Ante las nuevas conversaciones de paz previstas para el próximo lunes en Addis Abeba (Etiopía), instamos a los negociadores a encontrar en la diplomacia la solución al conflicto en Sudán del Sur.

Esta semana, Oxfam ha hablado con los recién llegados al asentamiento de desplazados del condado de Awerial y ha podido comprobar que más de la mitad de las familias habían contraído grandes deudas con los conductores de las barcazas o con sus vecinos para hacer la travesía de diez horas a través de los afluentes del río Nilo. Solo el 5% de las familias tenían bienes para intercambiar por un poco de comida o de dinero. Varias familias contaron que sus casas habían sido quemadas y que habían dejado al otro lado del río, a merced de los saqueadores, valiosas pertenencias como cabras, gallinas y sacos de grano.

Nuestra respuesta humanitaria

Oxfam trabaja para ayudar a las personas afectadas por la reciente crisis en Sudán del Sur y ha estado operando en las dos bases de la ONU en Juba y en el asentamiento de desplazados en el condado de Awerial desde los primeros días del conflicto. Oxfam está proporcionando cientos de miles de litros de agua potable al día en estos tres lugares, también ha construido letrinas y promocionado buenas prácticas de higiene para minimizar el riesgo de enfermedades.

Contactar

Para más información, por favor contactad con:
Grace Cahill, Oficial de comunicaciones en Juba al +211 956 708 278 / gcahill@oxfam.org.uk / @grace_cahill  o
Aimee Brown, Oficial regional de comunicaciones en Nairobi al +254 736 666 663 / abrown@oxfam.org.uk

Más información

Conflicto en Sudán del Sur. La respuesta humanitaria de Oxfam

Permalink: http://oxf.am/wg9