Chantal market, Central African Republic. Photo: Steven Cockburn/Oxfam

Los comerciantes huyen mientras la violencia generalizada empuja a la República Centroafricana a una grave crisis alimentaria

“La República Centroafricana se arriesga a enfrentarse a una situación similar a un asedio”
Philippe Conraud
Director de país de Oxfam en la República Centroafricana
Publicado : 10 Febrero 2014

Bangui, 10 de febrero. La violencia en la República Centroafricana ha obligado a muchos comerciantes mayoristas y pastores a huir del país, haciendo temer un colapso del mercado que, según han alertado hoy las organizaciones humanitarias internacionales, exacerbaría la crisis alimentaria actual.

La mayor parte del mercado alimentario de Bangui depende de unos 40 grandes mayoristas que importan alimentos de los países vecinos y los revenden a los detallistas. Una encuesta llevada a cabo por Oxfam y Action Contre La Faim en el mercado mayorista de Bangui ha mostrado que, en estos momentos, los que siguen allí no llegan a diez. E incluso los que permanecen allí afirman que se marcharán si las condiciones de seguridad no mejoran rápidamente.

Para empeorar las cosas, el 96% de los agricultores no puede conseguir semillas, según una evaluación de la ONU, a pesar de que falta menos de un mes para el inicio de la temporada principal de siembra. Si la próxima cosecha es mala, la crisis existente empeoraría y se alargaría durante todo el año próximo.

La ONU afirma que a estas alturas el 90% de la población come sólo una vez al día. Oxfam, Action Contre La Faim, International Medical Corps, Mercy Corps y Tearfund temen que la situación empeore aún más.

El seguimiento de precios de Action Contre La Faim muestra que el coste de los alimentos básicos como la mandioca (cassava) y el cacahuete ya ha aumentado. El precio de la mandioca se ha incrementado un 20% desde noviembre. Los grandes mayoristas afirman que sus ventas han caído un 85-95% en los dos últimos meses porque los ingresos de la población se han desplomado por culpa del conflicto. La carne escasea en gran parte de la capital porque los pastores de vacas se han echado al monte.  En donde puede encontrarse, la carne cuesta ahora el doble de lo que costaba antes.

Philippe Conraud, Director de País de Oxfam en la República Centroafricana, asegura que una ausencia prolongada de los mayoristas sería catastrófica. El suministro de alimentos básicos podría agotarse y los precios se dispararían. «La República Centroafricana se arriesga a enfrentarse a una situación similar a un asedio. Al igual que expulsa a la gente del país, la violencia está impidiendo que los alimentos lleguen, y las personas no pueden conseguir suficiente comida para sus familias. Muchos de los que han huido de los ataques en Bangui formaban la columna vertebral de la economía local. Si se fracasa en proteger a los que quedan, las consecuencias serían nefastas para todo el mundo.»  

Igualmente, hay miles de camiones con alimentos detenidos en la frontera con Camerún, porque los conductores temen ser atacados por grupos armados.

En un mercado, ahora vacío, en el que solían vender 37 detallistas de cacahuete, sólo quedan tres. Uno de ellos dice: «No hay seguridad, todo el mundo se ha ido. Antes había hasta un centenar de sacos en el almacén, ahora no hay ninguno. Yo ya he mandado a mi mujer y mis hijos a Chad, y cuando venda lo que me queda, yo también me iré».

Christopher Rae, responsable del Equipo de Emergencias de International Medical Corps afirma que «Aún tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano para salvar la cosecha, pero la realidad es que inevitablemente, será mala. Eso sólo puede profundizar y alargar más la crisis actual. Tenemos que incrementar la ayuda para apoyar a las familias hambrientas ahora, pero también tenemos que empezar a prepararnos para ofrecer un apoyo prolongado durante el año que viene».

Según la ONU, 1,3 millones de personas necesitan asistencia alimentaria urgente, en base a una evaluación realizada en Bangui y en las regiones del noroeste. La Organización Internacional para las Migraciones estimó recientemente que hay 838.000 personas desplazadas dentro del país —414.000 en Bangui— desde principios de diciembre de 2013. Además, en total, otros 245.000 centroafricanos y 31.000 ciudadanos de otros países han huido del país.

Contactar

Awa Faly Ba Mbow
Coordinadora regional de medios y comunicaciones
Tel:+221 33 859 37 00
Mob:+221 77 639 41 78
Email:afba@oxfam.org.uk

Información relacionada

Refugiados sursudaneses, Uganda
Crisis en Sudán del Sur

El conflicto que estalló el 15 de diciembre de 2013 en Sudán del Sur se ha cobrado la vida de miles de personas y cientos de miles más se encuentran desplazadas. Desde Oxfam, estamos proporcionando ayuda humanitaria a  260.000 personas. Tu ayuda es vital.

Informes de políticas de acción humanitaria

Los informes que se puede descargar en esta página describen la experiencia y posición de Oxfam Internacional respecto a temas de acción humanitaria en el siglo XXI.

Cubo Rubik de Oxfam
Cómo luchamos contra la pobreza

La injusticia de la pobreza requiere una respuesta práctica y poderosa para poder eliminar sus causas y el impacto sobre la vida de las personas.

Permalink: http://oxf.am/wWH