República Dominicana

Productor de café. Foto:Annie Bungeroth/Intermón Oxfam
Javascript is required to view this map.

La República Dominicana es un país con grandes desigualdades. Pese a que ha registrado desde hace cuarenta años un crecimiento sostenido ampliamente superior al promedio regional, este elevado crecimiento económico apenas ha logrado mejorar la situación de la población más desfavorecida.

La escasa inversión en gasto social se encuentra entre las más bajas de América Latina y es el tercer país de la región que menos ha aprovechado el crecimiento económico para mejorar la salud y la educación, manteniendo a un 50% de la población bajo el umbral de la pobreza.

Esta situación es posible gracias a la limitada calidad de la democracia. El país ha dado un salto considerable en las últimas décadas garantizando procesos electorales e institucionales formalmente adecuados. Pese a esto, la conciencia de derechos de la población es débil y el clientelismo convierte el diálogo democrático en un intercambio de favores.

Por otro lado, la República Dominicana está altamente expuesta a amenazas naturales como terremotos, huracanes, maremotos, sequías e inundaciones. Sin embargo, las políticas necesarias para prevenir y atenuar su impacto son muy limitadas. Otro tema a tener en cuenta es la notable presencia de migrantes haitianos en el país cuyos derechos, según diferentes fuentes, son violados.

Oxfam en el país

Oxfam trabaja con y a través de otras entidades locales y nacionales, que incluyen organizaciones sociales, ONG, redes e instituciones públicas, a partir de relaciones de complementariedad y respeto mutuo. Nuestros objetivos en el país son:

  • La promoción de una institucionalidad pública favorable a los grupos más excluidos, desde un movimiento social fortalecido con capacidad de demandar y monitorear una distribución justa y equitativa de los recursos públicos, garantizando más calidad y acceso a servicios sociales;
  • El empoderamiento de las mujeres dominicanas y la defensa de sus derechos mediante el apoyo a los movimientos de mujeres y las organizaciones feministas que luchan contra la discriminación fruto de las relaciones de poder;
  • La contribución a que más mujeres y hombres en la zona rural fronteriza ejerzan el derecho a disponer de medios de vida seguros y sostenibles para reducir sus niveles de pobreza; y
  • El fortalecimiento del derecho de los hombres y de las mujeres más vulnerables del país a estar mejor preparados para enfrentar situaciones de crisis y a tener una asistencia humanitaria de calidad.

Oxfam quiere un país donde sus habitantes conozcan sus derechos y puedan ejercerlos, se organicen, participen y reclamen justicia incidiendo así en la construcción de un Estado de Derecho sólido y en un gobierno que asegure unas políticas públicas sociales de calidad. Ejecutamos programas enfocados a:

  • Derechos de las mujeres: fortalecemos el ejercicio de la ciudadanía plena de las mujeres para promover un desarrollo humano, social y económico con enfoque de género y una cultura de igualdad y equidad.
  • Ciudadanía y gobernabilidad: promovemos la participación pública de los grupos más excluidos, capacitándolos para demandar y vigilar que se realiza una distribución justa y equitativa de los recursos públicos, garantizando más calidad y acceso a servicios sociales básicos.
  • Medios de vida: contribuimos a que las y los pequeños productores rurales de la zona fronteriza mejoren su calidad de vida y reduzcan sus niveles de pobreza mediante la protección y la disposición de medios de vida sostenibles.
  • Acción humanitaria en crisis: preservamos el derecho de los hombres y mujeres más vulnerables a estar preparados para enfrentar situaciones de crisis y a tener una asistencia humanitaria de calidad.
Permalink: http://oxf.am/Ju9