El coste de la guerra

Las últimas tres décadas de guerra y desorden han tenido un impacto devastador en el pueblo afgano. Millones de personas han sido asesinadas, millones más se han visto forzadas a abandonar sus hogares, y los bosques e infraestructuras del país han quedado prácticamente destruidos. El tejido social afgano está fracturado y las instituciones estatales son frágiles y débiles.

Se ha escrito mucho sobre las guerras de Afganistán y, de una forma u de otra, se ha repetido la descripción esencial del conflicto en innumerables libros, artículos académicos y reportajes periodísticos. Pero las voces de los afganos de a pie están a menudo ausentes de estos relatos, a pesar de que la población es la más afectada por la violencia.

Para entender mejor cómo han vivido y entendido el conflicto los afganos, ocho organizaciones no gubernamentales que trabajan en Afganistán han realizado una investigación en catorce provincias del país. Este estudio se ha centrado en las experiencias individuales de los últimos treinta años de conflicto, en las percepciones del conflicto actual y en las recomendaciones para reducir la violencia y para afrontar sus causas más profundas.

Esta investigación no tiene como objetivo proporcionar un relato exhaustivo de los enfrentamientos, ni mostrar los puntos de vista y experiencias de todos los afganos. Lo que pretende es articular de forma lo más completa posible las experiencias afganas del conflicto y sus recomendaciones tienen como fin transmitir las aspiraciones de la población para la paz y el futuro de su país.