El G20 y la igualdad de género

Cómo el G20 puede hacer avanzar los derechos de las mujeres en el ámbito laboral, la protección social y las políticas fiscales

Tanto en los países que pertenecen al G20 como en los que no, las mujeres cobran menos que los hombres, realizan la mayor parte del trabajo no remunerado, tienen mayor presencia en los empleos a tiempo parcial y son objeto de discriminación en el seno del hogar, en los mercados y en las instituciones.

En la Declaración de Los Cabos de 2012, los líderes del G20 se comprometieron a eliminar los obstáculos que impiden la plena participación social y económica de las mujeres, así como a ampliar las oportunidades para las mujeres en los países que forman parte del grupo. Oxfam apoya este compromiso y hace un llamamiento al G20 para que vaya más allá y evalúe su agenda y sus medidas en materia de derechos de las mujeres e igualdad de género. Durante la presidencia de Australia, el G20 tiene la oportunidad de cumplir con sus compromisos en favor de un desarrollo verdaderamente inclusivo – trabajando para que las mujeres mejoren su resiliencia frente a la crisis económica a través de un crecimiento económico sensible a las cuestiones de género y de políticas de empleo igualitarias.

 

Oxfam recomienda al G20 que:

  • Trate la desigualdad de género como un problema sistémico, también en los mecanismos de gobernanza y rendición de cuentas.
  • Promueva una política fiscal que favorezca la igualdad de género.
  • Garantice empleos dignos y protección social.