Esfuerzo compartido

La cooperación global es clave para lograr en Copenhague un acuerdo justo y seguro sobre el clima

El cambio climático no ofrece segundas oportunidades. Alcanzar un acuerdo en la conferencia de Naciones Unidas sobre el clima, que se celebrará en Copenhague de aquí a solo seis meses, permitiría allanar el terreno para un régimen posterior a 2012 que evite un cambio climático catastrófico. Pero si este acuerdo se pospone o fracasa, el riesgo de que el cambio climático quede fuera de control es muy alto. Con seguridad, se multiplicarán los costes de responder a sus impactos más adversos; costes que ya soportan sobre todo las personas pobres.

Los países ricos deben ser los primeros y los más rápidos en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a través de ambiciosos objetivos nacionales de reducción. Sigue siendo fundamental un alto nivel de reducción de emisiones en los países ricos, pero alcanzar o no un nivel de seguridad frente al cambio climático dependerá del esfuerzo conjunto por el que los países ricos financien una reducción de las emisiones a gran escala en los países en desarrollo. La creación de un Mecanismo Global para la Mitigación y la Financiación podría lograr estas reducciones, respetando al mismo tiempo los principios de equidad, y proporcionando beneficios tangibles para las personas pobres. Esto debe constituir uno de los ejes del acuerdo de Copenhague en diciembre de 2009. Pero es necesario que esta parte fundamental del acuerdo reciba mucha más atención y apoyo político para que pueda desarrollarse a tiempo.

Recomendaciones claves del reporte:

  • Se debe llegar a un acuerdo en Copenhague que sea justo y adecuado; uno que mantenga el calentamiento global lo más posible por debajo de 2°C, al tiempo que ofrezca los recursos suficientes para permitir que las personas pobres puedan prevenir los impactos más adversos del cambio climático ya inevitable.
  • Países ricos deben acordar a objetivos de reducción nacionales que aseguren una disminución de las emisiones de al menos un 40 % por debajo de sus niveles de 1990 antes del 2020.
  • Un Mecanismo Global para la Mitigación y la Financiación de UNFCCC debe ser establecido para alcanzar acciones de mitigación de países en desarrollo con el financiamiento requerido de países ricos - $100bn anuales como mínimo.
  • Países ricos deben estar de acuerdo con proveer suficientes fondos al Mecanismo Global para la Mitigación y la Financiación a partir de la venta, subasta o gravamen de los derechos de emisión que los países industrializados necesitan para cumplir con sus obligaciones de mitigación.