La creación del Consenso de Seúl para el Desarrollo

Una agenda imprescindible para el G20

Cuando el G20 se reúna en Seúl en noviembre de 2010 tendrá que hacer una gran elección. O bien puede replegarse y mirar sólo por sus propios intereses o puede demostrar su capacidad de ejercer un verdadero liderazgo mundial de cara a las crisis interrelacionadas de la economía, del hambre y del cambio climático.

El G20 debe adoptar un ‘consenso de Seúl para el desarrollo' capaz de afrontar los desafíos del siglo XXI: reducir la desigualdad y abordar la pobreza global mediante un crecimiento sostenible y equitativo que brinde a las mujeres y hombres que viven en la  pobreza, así como a sus gobiernos, las herramientas que necesitan para salir de ella.