Negocios entre amigos

Por qué la reforma fiscal mundial todavía no quita el sueño a las empresas que evaden impuestos

La evasión y elusión fiscal por parte de las grandes empresas priva a los Gobiernos de miles de millones de dólares, dando lugar a un rápido aumento de la desigualdad. Las recientes medidas del G20 y la OCDE para acabar con la evasión y elusión fiscal de las empresas suponen un primer paso, pero han generado una legión de detractores que tratan de debilitarlas.

Además, la mayoría de los países en desarrollo, que cada año pierden miles de millones de dólares debido a la evasión y elusión fiscal de las empresas, también han quedado excluidos de la toma de decisiones en este ámbito. No debe permitirse que los intereses comerciales prevalezcan sobre el interés general. Todos los países en desarrollo deben participar en las negociaciones, y las empresas tienen que pagar lo que les corresponde.