Rescatar la paz en el sur de Sudán

Los próximos 12 meses serán críticos para el futuro de Sudán. Cuando en el país se marca el quinto aniversario de la firma del Acuerdo Global de Paz de 2005 que puso fin a una cruenta guerra civil, el sur de Sudán vive un fuerte resurgimiento de la violencia.

En 2009 fueron asesinadas unas 2.500 personas, y 350.000 se vieron obligadas a huir de sus hogares. Con unas elecciones cruciales y un referendum a la vista, el acuerdo de paz parece frágil y la violencia podría seguir aumentando si la comunidad internacional no actúa con urgencia.

El sur de Sudán es una de las regiones menos desarrolladas del mundo. Su pobreza y la limitada capacidad de respuesta ante emergencias y para el desarrollo tanto del gobierno como de las agencias humanitarias exacerban el potencial para un nuevo conflicto.

La población del sur de Sudán ha demostrado una capacidad extraordinaria de recuperación tras décadas de guerra. Pero para que tenga esperanza en el futuro, tanto el desarrollo como la protección frente a la violencia son necesidades urgentes. Sudán se enfrenta a numerosos retos entrelazados, pero son retos que pueden ser superados si la comunidad internacional actúa ya.