El frío y la nieve empeoran la precaria supervivencia de 2,5 millones de pakistaníes afectados por el terremoto

“Tenemos que asistir a la gente més vulnerable antes de que sea demasiado tarde.”
Farhana Faruqi Stocker
Oxfam Pakistán
Publicado : 17 Enero 2006

Cien días después del terremoto que devastó Pakistán, alrededor de 2,5 millones de personas han visto empeorar su precaria supervivencia con la bajada de las temperaturas invernales (hasta 15º bajo cero en algunas zonas).  Oxfam Internacional advierte del peligro de una segunda crisis humanitaria sobre los más vulnerables, niños y ancianos, sobre todo en las zonas donde el angosto terreno hace más difícil la llegada de asistencia.


El número de enfermos por afecciones relacionadas con el frío, como la neumonía o otras enfermedades respiratorias, han ido en aumento a medida que bajaban las temperaturas: hoy el 80% de los pacientes tratados padecen este tipo de afecciones.
"Hace cien días del terremoto, todavía estamos en la fase de la ayuda de emergencia y la crisis no remite. Hemos tenido suerte de que la fuertes nevadas no hayan llegado hasta ahora, pero tenemos que asistir a la gente més vulnerable antes de que sea demasiado tarde", dice Farhana Faruqi Stocker, responsable de Oxfam en Pakistán.


Unos 2,5 millones de pakistaníes se quedaron sin casa en el terremoto del 8 de octubre pasado, y 1,7 millones de ellos están viviendo en tiendas de campaña, bien en los campos oficiales o en los que se crearon de forma espontánea.


De las 250.000 tiendas que han sido distribuidas hasta ahora, un 74% no son adequadas para proteger del frío. Igual que muchas otras ONGs, Oxfam Internacional está trabajando para adaptar al invierno las tiendas de 131 campos de desplazados, desbordados y que no cumplen los estándares internacionales de salubridad. Nuestra organización distribuye agua y medios de saneamiento a 300.000 personas, y ha enviado tiendas de campaña y material para construir casas desmontables a 180.000 personas.


El angosto terreno del Himalaya y las deficientes infraestructuras hacen que todavía haya pueblos enteros donde las autoridades locales y las agencias humanitarias no puedan llegar por carretera. Muchas vías de acceso quedaron dañadas por el terremoto, sus posteriores réplicas y por las fuertes nevadas. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) calcula que alrededor del 40% de las personas que la necesitan no están recibiendo ayuda suficiente.


La misión humanitaria de las Naciones Unidas se ha visto complicada por la escasa respuesta al llamamiento de los fondos solicitados por la organización. Además, Stocker apunta la necesidad de que "la comunidad internacional apoye a las autoridades pakistaníes y a las NNUU para una mejor coordinación y gestión de los esfuerzos".

Contactar

Intermón Oxfam – Gabinete de Prensa
Cristina Rius +34 93 482 07 94 / 686 131 087