Los países más pobres contienen el aliento ante las negociaciones comerciales

“Los países ricos ofrecen poco y exigen mucho.”
Gonzalo Fanjul
Oxfam Internacional
Publicado : 9 de marzo 2006

A menos que los países ricos den un giro radical a sus ofertas y reduzcan sus demandas en la reunión, las negociaciones sobre el comercio mundial dejarán en la estacada a los países más pobres.  Los ministros de Comercio de Australia, Brasil, India, Japón, Estados Unidos y la Unión Europea, se reúnen hoy y mañana en Londres para tratar de alcanzar un consenso sobre temas comerciales clave, como la la reforma agraria y la apertura de mercados.


El objetivo es dar los pasos necesarios para conseguir un acuerdo en la próxima reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) el 30 de abril en Ginebra. “Existe un riesgo muy alto de que la necesidad de llegar a un acuerdo antes de finales de abril sacrifique los intereses de los países pobres, en aras de mantener vivo el sistema multilateral. Pero ninguna fecha límite es tan importante para justificar un acuerdo que empeore las condiciones de vida de los más pobres”, afirma Gonzalo Fanjul, responsable de investigación del departamento de estudios de Oxfam Internacional.


“La presente ronda de la Organización Mundial del Comercio fue lanzada con el fin de solucionar los desequilibrios en el comercio mundial, fundamentalmente mediante reformas en profundidad de las políticas agrícolas. Pero lo ofrecido por Estados Unidos y la Unión Europea se queda muy corto y está ligado a requisitos inaceptables para los países más pobres”, añade Fanjul.


Para Oxfam Internacional, un acuerdo real para el desarrollo debe incluir recortes significativos de los subsidios agrícolas de los países ricos, que provocan distorsiones en el mercado, así como un mayor acceso a los mercados de los productos agrícolas producidos en los países en desarrollo. Además, hay que dar el suficiente espacio y flexibilidad para que los países menos avanzados puedan desarrollar su agricultura, sus sectores industriales, así como para proteger servicios sociales básicos.


Para nosotros es importante una mayor reducción de los subsidios agrícolas que distorsionan el mercado, así como limitar el gasto total. La Unión Europea, en particular, debe incrementar su oferta de acceso a los productos agrícolas, incluyendo la disminución de los ‘productos sensibles’. Los Estados Unidos deben acabar de manera inmediata con los subsidios ilegales del algodón que dañan las economías de los productores más pobres y provocan dumping.


El compromiso alcanzado en la cumbre ministerial de la OMC en Hong Kong, que estipulaba que los países más pobres deben ser capaces de proteger los productos agrícolas importantes para su seguridad alimentaria y sus modos de vida, debe ser confirmado en esta reunión, no diluido.


Por lo que respecta al acceso a mercado de los productos no agrícolas, los EEUU y la UE deben observar el principio de ”menos que reciprocidad total”, lo que significa llegar a un acuerdo final que permita a los países en desarrollo recortar sus aranceles menos que los países ricos. Estos últimos deben dejar de poner presión sobre otros miembros de la OMC en la negociación relativa a los servicios.


“Rechazamos la reclamación de que los países en desarrollo no están haciendo lo suficiente. Los países ricos ofrecen poco y exigen mucho. Sus demandas sobre industria y servicios no tienen fundamento y pueden dinamitar el crecimiento futuro de los países más pobres. Este puede ser un final amargamente irónico a una ronda llamada de desarrollo”, concluye Fanjul.

 

Contactar

Para más información, por favor contacten con el gabinete de prensa de Intermón Oxfam en España:
Marisa Kohan. +34 91 204 67 20 / 699 98 48 00