El porcentaje de muertos en la guerra del norte de Uganda es tres veces mayor que en Irak

“La situación de los niños y niñas en Uganda es desoladora.”
Alberto Soteres
director general de Save the Children
Publicado : 30 de marzo 2006

El porcentaje de muertos de la guerra en el norte de Uganda es tres veces mayor que el registrado en Irak tras la invasión aliada, según un nuevo informe presentado hoy en todo el mundo por una coalición de 50 ONG, entre las que se encuentran Oxfam Internacional y Save the Children. La publicación del informe coincide con la visita del vicesecretario general de las Naciones Unidas Jan Egeland a la capital ugandesa, Kampala, donde tratará con el gobierno de Uganda y otros representantes internacionales cómo poner fin a dos décadas de conflicto en el norte de Uganda.


El informe Contando el coste: 20 años de guerra en el norte de Uganda –elaborado la coalición Organizaciones de la Sociedad Civil para la Paz en el Norte de Uganda (CSOPNU)– aporta nuevos datos que demuestran el impacto brutal que está teniendo sobre la población civil el conflicto que siguen librando el gobierno de Uganda y el Ejército de Resistencia del Señor (LRA, en sus siglas en inglés). Casi dos millones de personas han sido desplazadas por el conflicto y alrededor de 25.000 niños han sido secuestrados en las dos décadas de guerra. Una cuarta parte de los niños del norte de Uganda con más de diez años ha perdido a uno o ambos padres.


Junto al coste humano, el impacto económico es devastador. Se estima que en este tiempo, la guerra ha costado 1.400 millones de euros. Esta cifra equivale a la ayuda total de EEUU a Uganda entre 1994 y 2002. El coste anual de la guerra en Uganda es de 70,5 millones de euros, es decir, el equivalente a los ingresos totales del país por sus exportaciones de café.


"El gobierno de Uganda, el ejército rebelde y la comunidad internacional deben reconocer la verdadera magnitud y el horror de la situación en el norte de Uganda. Veinte años de violencia brutal es una cicatriz en la conciencia del mundo. El gobierno de Uganda debe actuar sin retraso para garantizar la protección eficaz de civiles y para trabajar con todas las partes en el conflicto hacia una paz justa y duradera”, afirma Kathy Relleen, portavoz de Oxfam Internacional en Uganda.


Alberto Soteres, director general de Save the Children señala: “La situación de los niños y niñas en Uganda es desoladora. Ellos están sufriendo de forma muy especial las consecuencias de este largo conflicto. Pedimos a Naciones Unidas que actúe, aprobando una resolución que fuerce al gobierno de Uganda a proteger a su propia gente”.


Las ONG que trabajan en el país piden que se tomen en serio las recomendaciones de Jan Egelan y piden al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que designe un panel de expertos que investigue las actividades del LRA. La idea de nombrar a un enviado especial de alto nivel para resucitar las negociaciones de paz e informar al Consejo de Seguridad sobre cualquier avance que se produzca ha recibido un amplio apoyo internacional pero tampoco ha servido para adoptar acción alguna.


Las organizaciones piden, además, que se establezcan objetivos claros que permitan al gobierno de Uganda demostrar sus progresos en la protección de los civiles, la asistencia humanitaria y el proceso de paz.


Datos clave de “Contando el coste: 20 años de guerra en el norte de Uganda”:


El índice de muertes violentas en el norte de Uganda es tres veces mayor que el registrado en Irak tras la invasión aliada el 2003. Las muertes violentas en el norte de Uganda son actualmente 146 cada semana, es decir 0,17 muertes violentas al día por cada 10.000 personas, mientras en Irak la tasa de muertes tras la invasión se ha estimado en 0,052 por 10.000 personas al día.


20 años de conflicto han tenido un impacto devastador sobre los niños:

  • 25.000 niños han sido secuestrados durante la guerra.
  • 41 por ciento de las muertes en los campamentos de desplazados son niños de menos de 5 años.
  • 250.000 niños en el norte de Uganda no reciben educación, aunque Uganda tenga educación universal primaria.
  • Alrededor de 1.000 niños han nacido cautivos del LRA, hijos de las niñas y mujeres jóvenes secuestradas por el ejército rebelde.
  • En un contexto de inseguridad creciente, más de 45.000 niños deambulan por las noches y duermen en la calle o en asentamientos improvisados en el centro de las ciudades para evitar ser secuestrados por los rebeldes de la Lord’s Resistance Army.


Actualmente, el Programa Mundial de Alimentos distribuye ayuda alimentaria al 84% de los hogares, que dependen de ella para sobrevivira. En la zona de Kitgum, casi el 50 por ciento de los niños presentan problemas de desarrollo por desnutrición.


El coste anual de la guerra en Uganda es de 70,4 millones de euros. Esto equivale a:

  • El coste de la distribución de agua potable y segura a 3.5 millones de personas por año, que es el total de la población de Liberia.
  • Los ingresos anuales por la exportación de café de Uganda.
  • Todo el presupuesto del Fondo de Acción Social del Banco Mundial para el Norte de Uganda (cinco años).


Recomendaciones del informe:


El informe describe el conflicto en el norte de Uganda como una catástrofe alimentada por una violencia terrible y por una vergonzosa lista de fracasos, que incluyen la incapacidad del LRA para detener su campaña de violencia brutal contra la población civil y la incapacidad del gobierno de Uganda y de la comunidad internacional para cumplir con sus obligaciones de garantizar la seguridad y la protección de los civiles en el norte de Uganda. Algunas recomendaciones del informe:

  • El LRA debe cesar inmediatamente los ataques y los secuestros de civiles y  cooperantes, y mostrar un compromiso claro con la paz.
  • El gobierno de Uganda debe tener como prioridad absoluta la protección de civiles y debe adoptar inmediatamente medidas concretas para garantizar la seguridad de sus ciudadanos, además de comprometerse con la resolución pacífica del conflicto.
  • El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debe actuar de forma resolutiva y sin más dilación para garantizar la protección de los civiles y la ayuda humanitaria a la zona.

 

Contactar

Intermón Oxfam, Carmen Rodríguez, +34 91 204 67 20 / +34 615 359 401 crodriguez@intermonoxfam.org
Save the Children, Julio Alonso, +34 91 513 05 00 / +34 699 06 69 87 julioalonso@savethechildren.es

Palabras clave: