Terremoto en Perú: Oxfam Internacional se centrará en las zonas rurales en su respuesta de emergencia

“La situación es desesperada.”
Sergio Álvarez
Oxfam Internacional Perú
Publicado : 17 Agosto 2007

Mientras las réplicas del terremoto siguen afectando al sur de Perú, la organización humanitaria Oxfam Internacional ha llegado al epicentro de la crisis para evaluar y planificar su respuesta de emergencia, que se centrará en proporcionar ayuda urgente como agua potable para los habitantes de las principales ciudades desplazados por el sismo y para los que han quedado atrapados en áreas rurales remotas.


El oficial humanitario de Oxfam en Perú, Sergio Álvarez, viajó hoy a las zonas más afectadas, incluyendo Pisco y las áreas rurales cercanas -a las que sólo pudo acceder a pie-, y llevó a cabo una primera valoración de la destrucción. Más trabajadores humanitarios de Oxfam, entre ellos un ingeniero de Agua, viajará durante esta tarde a Pisco, localidad con cerca de 120.000 habitantes. Unas 665.000 personas viven en las región afectada.
Alvarez explicó: “Es imposible llegar a Pisco desde Lima. El puente de San Clemente, que une Pisco con la autopista Panamericana se ha derrumbado”.


“Todos los edificios de Pisco fabricados con adobe han quedado destruidos. Los edificios modernos han aguantado. La Defensa Civil peruana me ha dicho que calculan que al menos el 50 por ciento de las viviendas de Pisco se han derrumbado. San Andrés, en Cañete, también ha sufrido un alto nivel de destrucción”.


“Hay gente atrapada en sus casas y la iglesia de San Clemente de Pisco se ha derrumbado mientras se celebraba misa. Las noticias que recibo es que hay muchos cadáveres. Continúan las operaciones de rescate pero los camiones de los bomberos y otros vehículos de rescate procedentes de Lima no han podido llegar a la zona hasta las 11 de esta mañana a causa del derrumbamiento del puente. Estaban atascados a hora y media de Pisco, pero por fin han llegado a la zona y hasta ahora han rescatado a seis personas atrapadas entre los escombros”, añade Álvarez.


“Las autoridades locales están pidiendo ayuda, en especial con la distribución de medicinas, carpas y frazadas, porque mucha gente ha perdido sus casas. Todavía tiene que organizarse la distribución de carpas y no hay electricidad ni agua corriente en la zona. La situación es desesperada, especialmente para los que han sobrevivido pero han perdido sus hogares”.


“Oxfam está especialmente preocupado por los habitantes de las áreas rurales porque sus casas son extremadamente vulnerables y es difícil llegar a ellas”, añade Álvarez.


Oxfam trabaja con organizaciones locales en el área afectada por el terremoto. En 2001, Oxfam participó en la respuesta al terremoto de Arequipa proporcionando agua potable y refugio.


 

Contactar

Para más información o entrevistas, por favor contacten con:
Celia Aldana, Lima, +51 1 9737-2499 (Español e inglés)
Renato Guimaraes, Lima, +51 1 9278-1078 (Español, inglés y portugués)
Sergio Alvarez, (Español e inglés) Pisco, +51 1 9752-1895
Francisco Boeren, (Neerlandés, Español e inglés), +51 1 9752-1919
Gonzalo Delgado, (Francés, español e inglés), +51 1 9752-1936
Amy Barry, Oxford, + 44 1865 472313, + 44 (0)7980 664397
Liz Lucas, Boston, +1 6177282575, + 1 6177857772
Carmen Rodriguez, Madrid, +34 61 535 94 01