Muerto a causa del virus del SIDA: ¿el coste de la avaricia del G8?

“Lo que queremos que el G8 aporte es dinero, no otro comunicado de intenciones.”
Max Lawson
Oxfam Internacional
Publicado : 6 de junio 2007

Mientras los lideres de los países más ricos del mundo llegan a Alemania para la cumbre del G8, Oxfam Internacional les exíge un compromiso concreto de financiación de los programas de lucha contra el SIDA en los países en desarrollo.


Max Lawson, responsable de incidencia política de Oxfam, ha afirmado: “Lo que queremos que el G8 aporte es dinero, no otro comunicado de intenciones diciendo que el Sida es importante. En 2010, 10 millones de personas necesitarán tratamiento, y 7 millones lo necesitan ya. El G8 debe desenbolsar ahora el dinero para acceso a prevención, tratamiento y cuidados, como prometió en el 2005”.


“El hecho de que Alemania haya incluido el tema en la agenda de la cumbre significa una oportunidad real, pero las desavenencias y las amenazas de retroceso pueden provocar que se  desperdicie. En las negociaciones sobre los textos finales algunos miembros, como Italia y Canadá, están intentando no mencionar aportaciones concretas. Se espera que las negociaciones se prolonguen durante toda la noche. Corresponde a los alemanes defender su posición de forma férrea hasta que los cheques se firmen”, ha añadido Lawson.
Oxfam Internacional reclama también que el G8 llegue a un consenso con el fin de proveer el dinero necesario para que se proporcione empleo a 4,25 millones de trabajadores en el área de  salud y se reestructuren esos servicios en los países en desarrollo. La financiación de los programas debe basarse en una concepción global y coordinada, ya que no sirve de nada construir nuevas clínicas y financiar  programas de administración de nuevas medicinas si no hay nadie que los administre.


Según Lawson, “durante la jornada de hoy, mientras que los lideres del G8 gozan del sol y del champán, la diarrea matará a 4000 niños y 1400 mujeres morirán durante el embarazo y el parto. Está al alcance del G8 impedir estas muertes innecesarias y vergonzosas. “


“Al visitar hospitales en  Malawi conocí a médicos y enfermeras que hacían turnos de 30 horas, sin pausas apropiadas. Estaban exhaustos pero sentían que no podían parar.  En algunos lugares había medicinas disponibles que podrían salvar vidas pero que no eran administradas por falta de personal. Esto es lo que pasa cuando el G8 falta a sus compromisos”, ha añadido.


Oxfam Internacional afirma que las reglas del comercio global impiden el acceso a medicinas a precios accesibles garantizando derechos monopolistas a los laboratorios farmacéuticos que amenazan la competencia de medicinas genéricas y mantienen los precios al alza. Actualmente, una de cada tres personas en el mundo es incapaz de costear las medicinas que necesita para tratar enfermedades letales como el SIDA, la tuberculosis y la malaria.


Oxfam Internacional reclama del G8 que:

  • Aporte 21,000 millones de dólares adicionales en ayuda prevista para la expansión de los servicios de salud en los países en desarrollo.
  • Contribuya con 10,000 millones de dólares anuales para la financiación de programas de lucha contra el SIDA y reafirme su compromiso de dotar al Fondo Global de recursos en su totalidad.
  • Introduzca un mecanismo de financiación global  en coordinación con las diferentes partes para los servicios de salud en los países en desarrollo.
  • Reconozca el derecho de los países en desarrollo a usar razones de salud pública como cláusulas de excepción a las leyes internacionales de propiedad intelectual, con el propósito de  garantizar el acceso de los más pobres a medicinas más baratas.


En el local de la cumbre alternativa, donde desde el sábado reúnen los activistas, Oxfam Internacional montó un escenario en que de los lideres del G8  vestidos de médicos diagnostican el estado sanitario de África, usando sus estetoscopios para auscultar el mapa del continente.
 

Contactar

Anna Argemí, en Rostock: Tel. +34 628 049 352
aargemi@intermonoxfam.org

Palabras clave: