Los supervivientes del ciclón en Bangladesh necesitan urgentemente comida y cobijo

“Los científicos predicen que fenómenos climáticos extremos como este ciclón serán más habituales debido al calentamiento global.”
Heather Blackwell
Responsable de Oxfam en Bangladesh
Publicado : 19 Noviembre 2007

Oxfam Internacional ha advertido hoy de que decenas de miles de supervivientes del ciclón que azotó Bangladesh el pasado jueves necesitan urgentemente alimentos y cobijo.Se estima que se ha perdido entre el 50 y el 95 por ciento de las cosechas en las zonas costeras del país.

Las enormes pérdidas y los daños en las cosechas –que se estiman entre el 50 y el 95 por ciento en las zonas costeras– tendrán efectos devastadores sobre el país a corto y a largo plazo. Bangladesh ya había perdido las cosechas de las regiones del norte y el centro del país después de las graves inundaciones sufridas en julio. Oxfam internacional teme que el efecto combinado de estos dos desastres sobre uno de los países más pobres del mundo pueda ser enorme.

El ciclón también ha dañado las redes de electricidad y de comunicaciones, ha matado ganado y ha causado subidas de las mareas que se han llevado por delante a decenas de personas. Los equipos de Oxfam Internacional se han encontrado con gente que regresaba a sus hogares desde los refugios a los que fueron evacuados para encontrar que sus casas habían quedado destruidas. Estas personas han estado durmiendo al raso o fabricándose cobijos temporales a partir de los escombros.

Oxfam Internacional, a través de las organizaciones locales con las que trabaja, ha empezado a repartir ayuda en algunos de los distritos más afectados en el sur de Bangladesh. La evaluación realizada muestra que las necesidades más inmediatas son comida seca, cobijo, ropa e instalaciones sanitarias y para el suministro de agua.

Heather Blackwell, responsable de Oxfam en Bangladesh, explica: “Hay muchos pueblos en zonas remotas, incluyendo islotes de bancos de arena, a los que todavía no se ha tenido acceso. No sabemos qué pérdidas han podido tener esas regiones. Puede llevar semanas saber con exactitud cuánto daño ha hecho este ciclón”.

“El acceso a las áreas afectadas está siendo muy difícil. Un viaje en coche en el que normalmente se tardan cinco horas le ha llevado al equipo de Oxfam Internacional un día y medio a causa de los daños en las carreteras y los escombros acumulados”, añade.

“La última vez que un ciclón tan fuerte como este azotó a Bangladesh fue en 1991 y más de 138.000 personas resultaron muertas. Desde entonces, las agencias humanitarias y las organizaciones locales hemos trabajado mucho para ayudar a la gente a prepararse frente a los desastres, y esto se está reflejando esta vez en una cifra de fallecidos mucho más baja”, explica Blackwell.

“Los científicos han predicho que fenómenos climáticos extremos como este ciclón serán más habituales debido al calentamiento global. La población más pobre del mundo, como los habitantes de Bangladesh, serán los que más lo sufran. Es esencial que los países ricos adopten medidas para reducir sus emisiones de carbono y que proporcionen dinero para ayudar a los países pobres a hacer frente a los efectos del cambio climático”, añade.

Contactar

Carmen Rodríguez, tel +34 91 204 67 20 o +34 615 359 401