1.175 familias afectadas por lluvias en el norte de Perú reciben ayuda humanitaria de Oxfam

“Nuestras casas están por caerse, las quebradas que pasan cerca han tumbado los muros y han hecho grandes huecos”
Mercedes Saavedra
Publicado : 16 de abril 2008

Las lluvias que afectan el norte de Perú desde el pasado mes de enero y que están siendo más intensas de lo normal en esta época del año, han causado importantes pérdidas en 23 departamentos del norte del país.


Según datos del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) el número de personas afectadas por las precipitaciones es de 679.825, y 21.894 damnificados. Además de importantes daños materiales en viviendas, infraestructuras y áreas de cultivo, el INDECI constata que la emergencia ha causado ya 48 muertes y 24 personas siguen desaparecidas.


Oxfam Internacional inició labores de respuesta humanitaria en los distritos de Tamango, Santo Domingo, Frías, Pacaipampa, y Chalaco, en el departamento de Piura. La organización está proveyendo mantas para 375 familias afectadas por el período de lluvias en el norte del país en coordinación con la ONG CIPCA. A su vez, otras 800 familias en los distritos de Tambogrande y Chulucanas están siendo beneficiadas con la distribución de filtros para garantizar su acceso a agua segura para el consumo. Este trabajo humanitario es desarrollado por Oxfam junto con el Centro Ideas.


Dilma Dávila, Coordinadora del Programa de Gestión de Riesgos de Desastres de Oxfam, explica que la intervención humanitaria ante la emergencia se está llevando a cabo a través de las organizaciones locales con las que colabora “Con CIPCA hemos estado implementando un proyecto de fortalecimiento de capacidades de Gobiernos Locales y Comités de Defensa Civil en la Mancomunidad del andino central y con el Centro Ideas, un proyecto de preparativos frente a desastres en 15 caseríos de Tambogrande y Chulucanas” explica Dávila.


La ayuda de Oxfam Internacional está siendo financiada con fondos propios y también con recursos del Programa DIPECHO, de la Comisión Europea. El programa de emergencia se está implementando en estrecha coordinación con el gobierno regional, alcaldes, sector salud y comités de defensa civil.


Mercedes Saavedra, de 67 años y madre de 7 hijos, una de las afectadas por las lluvias en el distrito de Santo Domingo, una zona situada a 3.100 metros de altitud nos relata: “La ayuda llega en un momento en que la necesitamos mucho. Este año nos ha traído muchos malestares. Nuestras casas están por caerse, las quebradas que pasan cerca han tumbado los muros y han hecho grandes huecos. Además,  el frío es muy fuerte en Chachacomal.”


Oxfam Internacional seguirá monitoreando la situación para evaluar los próximos pasos de la intervención humanitaria.