Oxfam lanza su informe anual sobre Perú y alerta de los altos índices de pobreza y extrema pobreza en el país

La amenaza del cambio climático es más fuerte que nunca

Oxfam ha presentado su Informe Anual 2009-2010 en donde da cuenta del trabajo realizado en Perú durante el año que pasó y aborda un conjunto de temas vinculados a la realidad nacional.  Pobreza y desigualdad, cambio climático, democracia y gobernabilidad, pueblos indígenas, son algunos de los tópicos analizados por reconocidos investigadores quienes desde sus artículos configuran un escenario del país y sus retos a futuro.

Frank Boeren, representante de Oxfam en Perú, sostiene que si bien se pueden observar avances en temas como la reducción de la pobreza monetaria, los niveles de pobreza y extrema pobreza siguen siendo muy altos, especialmente en las zonas rurales del país. Boeren considera necesario poner la lucha contra la desigualdad en el centro de las preocupaciones del gobierno: "Necesitamos un modelo de desarrollo que sea más inclusivo y que alcance con sus beneficios a todos los peruanos", señala. "Nos sigue preocupando que los pobres sigan siendo los mismos de siempre: pobladores rurales, indígenas y agricultores. Esta distancia, especialmente con los pueblos indígenas, alimenta las tensiones sociales".

En esa línea, Boeren señala que el informe de Oxfam 2009 -2010, evidencia la falta de fe en los representantes políticos. "Solo un 15% de personas en el país cree que se gobierna para el bien de todos, por lo que se confirma que la mayoría de peruanos percibe que se gobierna más en función de grupos de poder que de los intereses de la población", señala.

Asimismo, afirma que los retos que enfrentan los pobladores que viven en la pobreza son, en la actualidad, más difíciles que antes. "Los impactos del cambio climático se sienten con más fuerza en el territorio nacional, especialmente en zonas donde habitan personas en condiciones de pobreza y extrema pobreza como la Puna", dice.

"Muchos habitantes están perdiendo sus cultivos o ganado y sus condiciones de vida son cada día más duras", añade Boeren. En ese sentido, recomienda al gobierno peruano formular e implementar políticas para fortalecer la adaptación y respuesta de pobladores de zonas más afectadas por el cambio climático.

Boeren considera vital impulsar políticas que fomenten el desarrollo integral de los pobladores más pobres (especialmente en el medio rural) para buscar romper con el círculo de pobreza en el que viven. "Para ello es fundamental apoyar a la pequeña agricultura en el marco de una política integral de desarrollo rural, asegurar que las poblaciones tengan acceso a los recursos naturales de los que dependen y promover medidas de adaptación al cambio climático. Pero esto no será suficiente si al mismo tiempo no se reconocen los derechos de los ciudadanos a ser consultados, a expresar su opinión y sus desacuerdos en temas que tengan que ver con sus recursos y con su propio desarrollo", sostiene.

Notas a los editores

Rendición de cuentas

En 2009 Oxfam desembolsó en el Perú US$5.132.752 para financiar más de 60 proyectos en las siguientes áreas: Agricultura y Recursos Naturales (US$1.104.666); Ayuda Humanitaria (US$13.232); Cambio Climático (US$442.418); Democracia y Gobernabilidad (US$131.100); Género (US$427.800); Gestión de Riesgos (US$200.043); Industrias Extractivas (US$857.880); Integración Regional y Comercio (US$96.300); Pequeña Empresa y Comercialización (US$485.760); Pueblos Indígenas e Interculturalidad (US$454.100); Trabajo Digno y Ciudadanía (US$919.453).

Oxfam trabaja junto a organizaciones sociales y ONG buscando reducir la injusticia social, trabajando por una justicia económica que permita que todas las personas tengan acceso a medios de vida sostenibles y relaciones de intercambio equitativas.

Contacto para medios

Celia Aldana. Telf. (511)7009212. Cel. 997 372 499