Inundaciones en Mozambique - en detalle

Las inundaciones de este año fueron causadas por intensas lluvias no sólo en Mozambique, sino también en la cuenca alta del río Zambeze en Zambia, Zimbabue y Malawi.

Qué se necesita

El desastre tuvo lugar menos de un año después de que las mismas zonas se vieran anegadas por inundaciones similares en 2007. Unas 100 mil personas se han desplazado a centros de reasentamiento fuera de sus hogares en la cuenca del Zambeze, y otros cientos de miles siguen en riesgo por la subida de las aguas. Se necesitan urgentemente alimentos, abrigo, agua potable y sistemas sanitarios adecuados para prevenir los brotes de diarrea y malaria. En diversas provincias se han detectado brotes de cólera.

Algunos centros de reasentamiento también se han inundado y han tenido que trasladarse. Al igual que el Zambeze, los ríos Save, Buzi y Pungue también han sobrepasado los niveles de alerta. En el valle del Save, el 90 por ciento de los cultivos se ha perdido y los recursos acuíferos se han contaminado.

La gente pobre es más vulnerable

Aunque las inundaciones son mayores que en 2007 y en 2000, cuando murieron 800 personas, la tasa de muertes en 2008 se ha reducido mucho debido a un mejor plan de contingencia y a la implantación de programas de reducción de riesgos por desastres.

Sin embargo, el impacto en los medios de vida y en los alimentos ha sido grave. Muchas de las personas desplazadas por las inundaciones han perdido todo lo que tenían, incluidos sus hogares y cultivos. Para algunos, este ha sido el segundo año consecutivo que se han visto afectados. Unas 30.000 hectáreas de terreno cultivable se han echado a perder.

La catástrofe se ha visto exacerbada por la pobreza, lo que hace que la gente sea más vulnerable a los desastres naturales. Con la esperanza de mayores ganancias, la gente se arriesga a vivir y a trabajar las tierras más fértiles pero más bajas, cerca del río. Cuando llegan las inundaciones, pierden todo lo que tienen y se vuelven aún más pobres.

La respuesta de Oxfam

En respuesta a las inundaciones, Oxfam está trabajando con dos organizaciones locales socias, Ajoago y Magariro, en Marromeu, Chupanga, Mutarara y Tambara en el valle del Zambeze, y en Govuro y Machanga, en el valle del Save. En total, estamos ayudando a 58.500 personas.

Coordinados con las autoridades locales, estamos facilitando suministros de emergencia de agua potable a las comunidades desplazadas y construyendo cientos de letrinas. Además, se han distribuido artículos para tareas domésticas e higiene, redes para mosquitos y láminas de plástico. Y se ha formado a decenas de voluntarios para fomentar buenas prácticas de higiene, la prevención del cólera, el uso de letrinas y la prevención del VIH y el SIDA entre las comunidades.