Camboya

camboya

Camboya está emergiendo de un periodo de su historia marcado por los conflictos y la inestabilidad. Durante las dos últimas décadas, ha experimentado un rápido crecimiento económico. Sin embargo, la pobreza continúa siendo un problema fundamental para el país, donde la mayor parte de su población vive con menos de 2 dólares al día.

Camboya en contexto

En su camino para superar la pobreza, Camboya se enfrenta a un gran número de desafíos. El país tiene una fuerte dependencia de la ayuda al desarrollo procedente del extranjero, cuyo importe asciende a la mitad del presupuesto anual del gobierno.

Los principales impulsores de la economía, la agricultura, la industria textil, el turismo y la construcción han proporcionado ingresos en aumento para el país. Sin embargo, con la población más joven del Sudeste de Asia (el 50% no llega a los 25 años de edad), existe una carencia de capacidades productivas y un empleo inadecuado para la fuerza laboral actual y emergente. El resultado es que muchos jóvenes luchan por ser autosuficientes y quien sufre la peor parte son las mujeres de ámbito rural. 

La mayor parte de la población camboyana vive en el campo y un 85%  depende enormemente de la agricultura a pequeña escala, la pesca y los activos forestales para vivir. Ahora que Camboya se encuentra en el punto de mira del desarrollo y el turismo, será importante programar y regular cuidadosamente estas actividades para evitar el impacto negativo en el medio ambiente y en los recursos naturales de que depende mucha gente.

Oxfam en Camboya

Oxfam lleva trabajando en Camboya más de 30 años con el compromiso de asegurar que este país rico en cultura e inspirador logre salir de la pobreza. Oxfam formó parte del primer grupo de ONG que proporcionaron ayuda a Camboya tras el colapso de los Jemeres Rojos en 1979. Con los años, hemos trabajado conjuntamente con socios locales, grupos de comunidades y gobiernos de las 24 provincias. Trabajamos activamente con socios locales en las siguientes áreas:

  • La promoción y protección de los derechos humanos.
  • El fortalecimiento económico y de las capacidades de las mujeres.
  • La creación de instituciones microfinancieras comunitarias.
  • La gestión responsable de los recursos naturales y la reducción de los riesgos de catástrofes.
  • La adaptación al cambio climático.