El Salvador

El Salvador "Piensa y Decide"

El próximo 9 de marzo se celebrarán elecciones presidenciales. Oxfam y sus aliados lanzan la Campaña Piensa y Decide con el objetivo de posicionar temas que han estado ausentes del debate electoral.
 

Contexto

El Salvador, con 21 mil km2 y 5.7 millones de habitantes, es el país más pequeño de Centroamérica y uno de los que registra mayor desigualdad de Latino América y El Caribe.

Aunque en 1992 se puso fin a 12 años de guerra civil, la acelerada liberalización de los mercados y  una reducción del gasto social convirtieron El Salvador en un país importador neto de productos básicos, con tasas de crecimiento muy bajas y con grandes desigualdades. Esto se tradujo en una fuerte migación: cerca del 25% de la población salvadoreña reside en otros países.

En 2009, la izquierda llegó al poder por primera vez en más de dos décadas con el objetivo de potenciar el desarrollo social y ampliar la cobertura de los servicios sociales básicos como educación, salud, prevención de violencia y pensión básica a la población empobrecida. Sus principales retos son la migración, la inseguridad, la inquidad de género y la vulnerabilidad ante el cambio climático y fenómenos naturales y antrópicos.

Oxfam en El Salvador

Dentro de este contexto, Oxfam en El Salvador lleva a cabo cuatro programas:

Seguridad y soberanía alimentaria: por medio de la incidencia política y la promoción de nuevas oportunidades económicas y productivas, especialmente orientadas a las mujeres rurales.

Justicia de género: Trabajamos para promover el reconocimiento de las mujeres como sujetas de derechos, una condición fundamental para el desarrollo de El Salvador. Esto está especialmente orientado a las mujeres rurales.

Derecho al agua: queremos contribuir a que en El Salvador se promueva, promulgue y se apliquen leyes y políticas que reconozcan el Derecho Humano al Agua.

Prevención, preparación y respuesta humanitaria: promovemos el derecho a la protección y seguridad de las comunidades y personas más vulnerables, y en particular de las mujeres, ante riesgos de desastres de origen antrópico y natural.

Comparte esta página: