Revisión de los procedimientos de Campañas de Oxfam

Revisión de los Procedimientos de Control de Campaña y Gestión del Riesgo en relación con el incidente de junio de 2010 en la ronda de negociaciones de la CMNUCC celebrada en Bonn.

Durante la ronda de negociaciones de la CMNUCC celebrada el pasado junio de 2010 se produjo un episodio de vandalismo en el que un letrero con el nombre de la delegación de Arabia Saudí resultó dañado, lo cual resulta ofensivo a la vez que inaceptable. Asimismo, se denunció que un miembro del personal de Oxfam tuvo una participación pasiva en el incidente. Oxfam reconoció su error al no condenar dicho acto de inmediato, e hizo pública su disculpa al gobierno saudí y al CMNUCC en la sesión intermedia de agosto.

Consecuentemente, el Consejo de Oxfam Internacional ordenó una revisión independiente de los Procedimientos de Control de Campaña y de Gestión de Riesgo de Oxfam. La revisión está basada en documentos provistos por Oxfam Internacional y entrevistas llevadas a cabo por el Dr. Cobus de Swardt entre el 26 de agosto y el 9 de septiembre de 2010.

Oxfam asume su responsabilidad pública muy seriamente y cree que los principales hallazgos de dicha revisión deberían hacerse públicos. A continuación se expone el resumen del Dr. de Swardt, sus recomendaciones y la respuesta de la dirección de Oxfam.

Resumen de la revisión y conclusiones

En base a la información puesta a mi disposición, considero

1. Que la disculpa que la dirección de Oxfam ofreció es sincera y seria, así como su empeño para evitar cualquier futura situación de esa índole (tanto el incidente en sí como la respuesta poco adecuada),

2. Dada la gravedad del incidente, se produjo una falta de juicio y urgencia para lidiar con el problema adecuada y formalmente, y a los más altos niveles dentro de Oxfam, con la CMNUCC, con Arabia Saudí, con otros gobiernos y con otras ONG.

3. Por otra parte, contar con una responsabilidad directiva sin autoridad en foros internacionales es un riesgo para Oxfam y su reputación internacional.

Además, considero que el retraso por parte de la dirección de Oxfam en dar una respuesta apropiada con respecto al incidente se debió a una concatenación de varios factores, entre los que incluyo:

    1.   una falta de claridad sobre el incidente y su contexto,

    2.   una jerarquía de autoridad poco clara e informal, y

    3.   una falta de estructura de gestión del riesgo (que podría, potencialmente, haber mitigado errores de juicio).

      Si se solucionasen estas deficiencias y debilidades, desde mi punto de vista, sería posible reforzar la capacidad de Oxfam para cumplir con su misión más enérgicamente.

      Recomendaciones para una respuesta rápida

      R1. Oxfam Internacional debería considerar establecer un teléfono y un correo electrónico internacional y centralizado, una "Línea de ayuda de respuesta rápida 24 horas", a cargo de un pequeño equipo de especialistas en gestión integral de riesgos y crisis. Esta línea de ayuda podría:

      (i) ofrecer asistencia inmediata en cualquier momento a través de consejos, acción y formación;
      (ii) coordinar evaluaciones políticas, legales y de seguridad (por Ej., a través de enlaces con especialistas y otras ONG);
      (iii) remitir los problemas a la dirección de Oxfam, jefes de comunicación, etc., de forma inmediata y siempre que fuera necesario; y
      (iv) mantener un registro detallado de todas las consultas entrantes y acciones de seguimiento.

       "En caso de duda, llama" debería ser el lema dirigido a todo el personal y a los socios locales que deban enfrentarse a situaciones potencialmente difíciles.

      R2. Oxfam Internacional debería considerar establecer un servicio centralizado de asistencia legal y coordinación, en particular, aunque quizás no exclusivamente, para casos relacionados con eventos internacionales. El uso de este servicio podría también ampliarse dependiendo de las necesidades de los afiliados. El servicio legal podría llegar a ser una parte organizacional de la "Línea de ayuda de respuesta rápida 24 horas". (Ver también R1, arriba).

      R3. Oxfam debería comprometerse de forma firme y práctica con su personal y socios locales. Para ello, debería considerar la elaboración y promoción activa de guías (en un formato apropiado y sencillo) sobre responsabilidades mutuas (por Ej., de Oxfam y de cada individuo), derechos (por Ej., también de individuos) y asistencia (por Ej., también de Oxfam durante una crisis).

       R4. Oxfam Internacional debería pensar cómo asegurar una comunicación formal suficiente y eficiente entre la organización en sí misma y las instituciones internacionales tales como CMNUCC. Esto se podría hacer de diversas formas (por Ej., una persona de contacto formal y con experiencia por organización, etc.). Mi conocimiento sobre Oxfam y sus varias relaciones/campañas es demasiado limitado como para ofrecer sugerencias operativas a este respecto.

      R5. Oxfam debería considerar comprometerse firmemente con organismos internacionales en cuanto a su seriedad (por Ej., voluntad política) y preparación organizacional (por Ej., procesos de gestión), siguiendo directrices oficiales y reaccionando con integridad. Esta acción podría verse como un importante complemento para articular la disculpa de Oxfam y su compromiso tal como se expresó, por ejemplo, ante la CMNUCC y Arabia Saudí.

      R6. Oxfam debería considerar (al menos desde mi punto de vista) crear un archivo legal interno sobre todos los aspectos de este caso.

      R7. En el futuro, Oxfam debería tomarse más en serio la comunicación interna de asuntos públicos de gran importancia que afecten a su reputación. No me encuentro en posición para hacer sugerencias operativas en cuanto a esto.

      R8. Oxfam debería considerar formas de mejorar su gestión de asuntos públicos de gran importancia en relación a posibles acciones problemáticas generadas por su personal en el futuro. Desde mi punto de vista, Oxfam debería perseguir demostrar:

      (i) justicia y apoyo a su personal, así como
      (ii) determinación para lidiar con firmeza con el personal que genere descrédito para la organización a través de conductas inapropiadas. (En cuanto a esto, consultar R6, más arriba, y R9-11 a continuación como métodos para implementar esta recomendación).

      R9. Oxfam (Internacional y sus afiliados) debería considerar una revisión exhaustiva de la jerarquía o autoridad final para acciones internacionales cuyo objetivo sea dotar de poder absoluto a la persona que esté a cargo del evento. En mi opinión, Oxfam Internacional debe asumir total responsabilidad por las acciones llevadas a cabo en su nombre, así como (con todos los afiliados) para la protección de su marca. Es posible que el traspaso de autoridad de los afiliados a Oxfam Internacional exija el consentimiento voluntario del personal a nivel individual, sin el cual Oxfam Internacional no tendría otra opción que dejarlos fuera de las delegaciones internacionales. Sería necesaria una revisión similar en relación con otros socios locales que participen o estén acreditados "bajo el estandarte Oxfam". Se debería prestar una atención especial a la integración de socios locales en los equipos de Oxfam sin quitar poder a los socios locales, sus organizaciones locales y/o sus implicados a nivel local. Si bien los afiliados, el personal individual que proviene de los afiliados y los socios locales que potencialmente se encuentren a un nivel externo podrían sentirse limitados por esta "centralización de la autoridad" para los eventos internacionales, se beneficiarán significativamente de la asistencia política y legal que les ofrece Oxfam Internacional para maximizar sus oportunidades y para hacer frente a las crisis.

      R10. Oxfam debería considerar esforzarse en conseguir una estructura jerárquica clara, acompañada por una autoridad plena (ver R9 anterior) y unas responsabilidades claramente definidas para cada evento internacional. (Ver también R11, a continuación).

      R11. Oxfam debería considerar elaborar un "Documento de Guía Básica" para su trabajo de campaña a fin de ofrecer una idea general o modelo simple a seguir que podría incluir:

      (i) el objetivo principal de su trabajo de campaña,
      (ii) los principios operativos principales de la campaña (incluyendo a este respecto las relaciones entre la asesoría de políticas y contribuciones orientadas a una acción más directa),
      (iii) la estructura de gestión general y líneas de jerarquía,
      (iv) un Código de Conducta / Principios de Conducta / Valores básicos claros, simples y breves (incluyendo una adhesión plena a las directrices provistas por agencias acreditadoras (como la CMNUCC); y
      (v) procesos básicos de gestión de riesgo/mapa del riesgo (que también podría incluir la línea de asistencia 24 horas sugerida en el punto R1 anterior).

      Si Oxfam elaborase un documento breve, debería ser fácilmente accesible para todos, adaptable a diferentes eventos/agencias y se podría utilizar activamente durante eventos internacionales (incluyendo el antes y el después), incluyendo su aprobación por parte de todos los participantes de Oxfam. Este documento no reemplaza en absoluto una gestión participativa ni a la autoridad verdaderamente necesaria y el juicio de liderazgo, pero podría ser una herramienta adicional importante.

      R12. Oxfam debería considerar cuidadosamente el juicio político, la sensibilidad cultural y la habilidad diplomática de los miembros de las delegaciones, particularmente los de aquellos en cargos superiores. Además, Oxfam debería pensar en formas prácticas (tales como reuniones informativas culturales llevadas a cabo por expertos, mentores, etc.) para aumentar la comprensión (de contextos políticos y entornos culturales), habilidades y experiencia del personal que participa en foros internacionales, particularmente cuando involucran debates y negociaciones de alto nivel.

      Cobus de Swardt
      20 Septiembre 2010

      Esta revisión ha sido realizada por el Dr Cobus de Swardt, director de Gestión de Transparencia Internacional, de forma privada.

      Respuesta directiva

      Oxfam está realizando diversas acciones en respuesta a esta revisión:

        1. Adoptar un Código de Conducta simple para todo el personal en los eventos de campaña.
        2. Actualizar las Directrices para Eventos de Campaña, incorporando recomendaciones de esta revisión.
        3. Adoptar un Contrato para Eventos de Campaña que será firmado por todo el personal de los afiliados que participe en equipos de Campaña de OI. Este se basará en el Código y las Directrices y exigirá al personal que acepte la autoridad del líder de equipo de Campaña durante el evento. Los socios locales y los aliados aceptados dentro de los equipos de OI también deberán firmar este contrato.
        4. Crear una Capacidad de Respuesta Rápida para Eventos de Campaña que incluyan los recursos legales identificados y al personal que asegure ofrecer una asistencia y un apoyo adecuados en todos los niveles.
        5. Asegurar una formación exhaustiva de todos los equipos de Eventos de Campaña en lo relativo al Código y las Directrices con anterioridad al evento. Esto será responsabilidad del líder de Equipo.
        6. Se ha creado un Archivo de "Informe de incidentes" y en el futuro cualquier asunto que surja se remitirá a él automáticamente.
        7. Incluir la valoración de las medidas de gestión del evento en la evaluación formal de cada evento.
        8. Revisar otros asuntos señalados que no se han incluido en los puntos anteriores para consideraciones futuras.