Sáhara Occidental

El Sahara Occidental es un territorio lleno de potencial y rico en recursos naturales. A raíz del conflicto armado de 1975, la mayoría de los y las saharauis huyeron a la vecina Algeria, donde continúan viviendo en campamentos de refugiados. Las posibilidades de autosuficiencia son extremadamente limitadas en un entorno duro, como es un desierto aislado, donde están ubicados los campamentos son, obliga a las personas refugiadas a depender de la ayuda internacional para su supervivencia.

  • Las tasas de desnutrición son altas entre la población refugiada, con un nivel de desnutrición aguda del 18,2 por ciento, de desnutrición crónica del 31,4 por ciento y de bajo peso de un 31,6 por ciento. 
  • Las tasas de anemia también son altas en el 62 por ciento de los niños y niñas entre 6-59 meses de edad. 

Los programas de Oxfam proporcionan ayuda humanitaria vital. Trabajamos para asegurar el derecho a la vida y la seguridad que todo el mundo merece.

Oxfam en el Sahara Occidental

Oxfam trabaja en los campos de refugiados de Algeria desde 1975. Su programa humanitario, el cual es implementado a través de socios locales, se centra en el seguridad alimentaria y la reducción del riesgo de desastres en el territorio. Cuando se piensa en personas refugiadas, se piensa generalmente en una situación temporal. Sin embargo, algunas personas han estado viviendo más de 35 años en los campos de Algeria, niños y niñas han nacido y crecido allí. Esto nos obliga a buscar soluciones positivas dentro de una situación muy dura.

El enfoque de nuestro trabajo 

  • Distribución de alimentos, dirigido a la desnutrición: Con nuestro socio, el the Sahrawi Red Crescent, trabajamos para mejoar la salud y las condiciones de vida de las personas refugiadas saharauis, entregándoles productos de alimentación frescos que complementa la dieta básica suministrada por el Programa Mundial de Alimentos, y que les otorga nutrientes importantes, con el objetivo de diversificar la dieta. 
  • Reducción del riesgo de desastres, vivienda segura: El suroeste de Algeria, donde se sitúan los campos, sufre de fuertes vientos, calor extremo e inundaciones ocasionales. Para las personas refugiadas, los efectos del clima extremo son devastadores sobre sus viviendas y sus ya escasos medios de vida. Aumentamos la resilencia de sus viviendas y refugios de sus animals, implementando técnicas de construcción más fuertes. En cooperación con la organización francesa de arquitectos, las familias aprenden diferentes técnicas de construcción y cómo aplicarlas para asegurarse viviendas más estables. 
  • Trabajamos las raíces de la vulnerabilidad: Con décadas de experiencia y presencia en diferentes países de la región, Oxfam trabaja con las comunidades locales y organizaciones de la sociedad civil para implementar sus programas. Respondiendo a las necesidades humanitarias de estas personas afectadas por las disputas en el Sahara Occidental, Oxfam está bien situado para llamar la atención de la comunidad internacional sobre los devastadores efectos de esta disputa en las comunidades afectadas. 

Una solución política justa, duradera y de mutuo acuerdo en el marco del derecho internacional es la forma más eficaz de solucionar la situación humanitaria a largo plazo.

Comparte esta página: