Territorio Ocupado Palestino e Israel

territorio ocupado palestino e israel

La pobreza tiene muchas formas. En el Territorio Palestino Ocupado (TPO) –Cisjordania, Franja de Gaza y Jerusalén Este–, casi un cuarto de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Bajo la ocupación israelí, las perspectivas de trabajo y de tener una vida segura y saludable son muy limitadas.

Las consecuencias del conflicto con Israel, que dura ya décadas, y la actual ocupación dificultan gravemente la vida en estas comunidades.

Oxfam trabaja para ayudar a comunidades del TPO a acceder a medios de vida y garantizar el acceso a agua y alimentos, así como a la educación. Asimismo, desde Oxfam respondemos a las crisis humanitarias y estamos contribuyendo a la construcción de una sociedad civil fuerte para que se respeten los derechos humanos y que las comunidades puedan participar en la toma de las decisiones que les afectan.

Nuestra labor

Oxfam trabaja en el TPO e Israel desde la década de los años cincuenta y cuenta, desde los años ochenta, con una oficina de país. Trabajamos con las comunidades más vulnerables de Gaza, Jerusalén Este y el Área C, que constituye el 61% de Cisjordania y se encuentra bajo control militar y civil exclusivo del Gobierno de Israel. En el pasado, también hemos trabajado con comunidades empobrecidas en Israel.

Desde Oxfam trabajamos con más de 60 organizaciones socias palestinas e israelíes. Juntos, estamos encontrado formas de mejorar los medios de vida y de defender los derechos de estas comunidades.

En Gaza, hogar para 1,7 millones de ciudadanos y ciudadanas palestinos, el bloqueo israelí –en vigor desde hace siete años– limita sus movimientos y el acceso a empleos y a servicios sociales que les permitan cubrir sus necesidades básicas de, por ejemplo, agua, alimentos y combustible. El bloqueo ha arruinado la economía de Gaza. El desempleo alcanza el 40%, las exportaciones suponen menos del 3% de los niveles previos al bloqueo y el 80% de la población depende de la ayuda humanitaria.

En Cisjordania, los asentamientos israelíes –ilegales conforme al derecho internacional– privan a las comunidades agricultoras y ganaderas de sus medios de vida tradicionales al impedir su acceso a sus tierras y puntos de suministro de agua. En raras ocasiones se permite a los palestinos construir y, cuando lo hacen, sus propiedades son confiscadas y, frecuentemente, demolidas para dar paso a los asentamientos israelíes.

Las restricciones al movimiento y al acceso a la tierra y a otros recursos cuestan a la economía palestina 3.400 millones de dólares al año, según el Banco Mundial, e impiden que muchas familias puedan mantenerse.

La pobreza en el TPO se ve exacerbada por unas estructuras de gobernanza débiles, así como por la desigualdad de género. Oxfam comparte su respetado enfoque basado en derechos para lograr progresos.

El presupuesto de Oxfam destinado a TPO e Israel para 2014 es de aproximadamente 18 millones de euros. Nuestros principales donantes son: la Unión Europea (UE), el Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO, por sus siglas en inglés), el Programa Mundial de Alimentos y los Gobiernos de los Países Bajos, Canadá, Bélgica, Dinamarca e Italia.

Cisjordania/Jerusalén Este

En Cisjordania, desde Oxfam ayudamos a los productores de olivo a mejorar la calidad de su producción y a acceder a los mercados, y a los pastores a cuidar de su ganado. Defendemos el derecho de las comunidades a quedarse en sus tierras y promovemos los derechos de las mujeres y de otros grupos excluidos a participar en los procesos de toma de las decisiones que les afectan. En Jerusalén Este, ayudamos a las mujeres a abrir pequeños negocios y trabajamos con organizaciones socias para mejorar los edificios que albergan escuelas y garantizar que las personas que permanecen en la ciudad reciben el apoyo legal que precisan.

Gaza

Trabajamos con agricultores y pescadores que no pueden acceder a sus medios de vida. Proporcionamos agua limpia y saneamiento, desarrollamos proyectos para la distribución de vales de comida que permiten a muchas familias tener alimentos que comer, además de apoyar la economía local. También ayudamos a los productores locales a mejorar la calidad de sus productos y a acceder a los mercados, y a la sociedad civil a defender sus derechos. Asimismo, hemos proporcionado ayuda de emergencia ante la intensificación del conflicto o inundaciones.

Desde Oxfam condenamos todo ataque violento contra la población civil, de cualquier bando. Queremos paz, seguridad y prosperidad para tanto el pueblo palestino como el israelí. Creemos que sólo se podrán lograr progresos en la lucha contra la pobreza y la injusticia en TPO e Israel si la ocupación termina y se encuentra una solución justa y duradera al conflicto.

Oxfam apoya la "fórmula" de los dos Estados, demandada por la comunidad internacional.

Más información sobre nuestro posicionamiento

Crisis en Gaza