La crisis financiera demuestra que el G8 dispone de los medios para luchar contra la pobreza, siempre que desee hacerlo

“Hoy nos enfrentamos a una crisis alimentaria de escala planetaria que condena a decenas de millones de personas a padecer hambruna.”
Jeremy Hobbs
Director Ejecutivo de Oxfam Internacional
Publicado : 3 julio 2008

Los líderes del G8 podrían acabar con el sufrimiento de 290 millones de personas, quienes más padecen la actual crisis alimentaria, si tan sólo aportaran 2 centavos por cada dólar americano invertido en financiar al sector de la banca, según afirmó la agencia Oxfam Internacional.


Como avance de la cumbre del G8 que tendrá lugar la semana que viene en Japón, el director general de Oxfam Internacional dijo: “Frente a la crisis financiera, los líderes mundiales gastan un trillón de dólares en seis meses para sacar a sus bancos del hoyo. Esto confirma que tienen la capacidad de actuar con rapidez y de forma eficaz para encontrar la financiación necesaria cuando existe la voluntad política para hacerlo”.


“Hoy nos enfrentamos a una crisis alimentaria de escala planetaria que condena a decenas de millones de personas a padecer hambruna. Una fracción de los fondos invertidos por los líderes de los países ricos en el sector financiero podría marcar una verdadera diferencia en la lucha contra la pobreza y podría ayudar a mantener a las personas con vida. Por ello el G8 debe mostrar ahora el mismo tipo de diligencia y compromiso en la lucha contra la pobreza”.


El G8 se reúne en Japón del 7 al 9 de julio para su cumbre anual, teniendo en la agenda temas como la crisis alimentaria, el cambio climático, los precios de los combustibles, la economía, la inflación y el desarrollo de África.


A Oxfam le preocupan los informes que apuntan que los líderes del G8 tienen pensado aligerar sus compromisos para combatir la pobreza, y hasta incluso renegar de ellos.


“Sería escandaloso si el G8 se retractara de sus promesas para ayudar a los que más sufren y padecen la crisis alimentaria y económica y las consecuencias del cambio climático”, apuntaba Hobbs. “Lanzamos un llamamiento a los líderes para que se reafirmen en sus promesas de ayuda, tomen una acción decisiva para ayudar a los pobres que tienen que enfrentar la constante subida de los precios de los alimentos y el creciente impacto del cambio climático, y ataquen la base de todos estos problemas”.


A Oxfam se le han unido hoy un reparto de importantes contribuyentes, entre los que se encuentran Scarlett Johansson, Gael García Bernal y Kristin Davis, y que lanzan un llamamiento a la cumbre para que responda de forma urgente a los retos mundiales, empezando con una mayor financiación para luchar contra el cambio climático y la crisis alimentaria, y contribuir al desarrollo.


Además también estaban los cantantes Emmanuel Jal de Sudán y Annie Lennox del Reino Unido, quienes afirmaron: “Muchos de nosotros hemos sido testigos de primera mano de que ofrecer ayuda funciona, pero todavía queda mucho por hacer. La gente más pobre del mundo es también la más vulnerable a la imparable escalada de precios de los alimentos, y además son los mismos que padecen de forma más severa el impacto del cambio climático. Esperamos que los países del G8 sepan encarar la incertidumbre económica mundial, pero para ello deben mirar más allá de sus fronteras y no dar la espalda a los más pobres. No esperamos menos de ellos”.

Información complementaria

* Los 290 millones de personas que se estiman en situación de riesgo son los más pobres del mundo repartidos en 53 de los países más afectados por la pobreza: los 49 países menos desarrollados y Tayikistán, Zimbabue, los Territorios Ocupados Palestinos y Kenia. La cifra de 14.500 millones de dólares americanos se calcula en base a este número de personas que necesitan una media de 50 dólares de renta per cápita en 2008.