Oxfam pide responsabilidad a los líderes mundiales para que los Objetivos del Milenio no sean papel mojado

“Sería indecente e imperdonable que ante esta crisis la comunidad internacional abandone a los más pobres”
Pilar Orenes
directora del Departamento de Campañas y Estudios
Publicado : 25 Septiembre 2008

A un día del comienzo en Nueva York de la reunión de alto nivel convocada por las Naciones Unidas para revitalizar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), Oxfam Internacional pide a los líderes mundiales compromisos concretos y urgentes para evitar que los Objetivos de Desarrollo del Milenio queden en papel mojado.


El incremento del precio de los alimentos, que según datos de Naciones Unidas ha empujado a 75 millones de personas más a la pobreza, amenaza con hacer fracasar el objetivo de reducir a la mitad el número de personas que viven en la pobreza extrema en 2015.


“Los líderes no pueden limitarse a repetir promesas vacías. Estamos ante una emergencia que requiere medidas tan urgentes e inmediatas como las tomadas estos días para atajar la crisis económica. Lo que esperamos ver en la cumbre de la ONU es un cambio radical en la voluntad política y compromisos concretos y verificables que aseguren el cumplimiento de los Objetivos del Milenio. Sería indecente e imperdonable que ante esta crisis la comunidad internacional abandone a los más pobres.”, afirma Pilar Orenes, directora del Departamento de Campañas y Estudios de Intermón Oxfam (Oxfam Internacional en España).


En la cumbre del G8 en 2005 en Gleeneagles, los líderes de los países más ricos del mundo se comprometieron a incrementar la ayuda al desarrollo en 50.000 millones de dólares anuales hasta 2010 para asegurar el cumplimiento de los ODM. Sin embargo, desde ese año la ayuda al desarrollo de los países donantes han decrecido en lugar de aumentar. Según estimaciones de Oxfam se necesitarían hoy en día unos 150.000 millones de dólares anuales hasta el 2010 para asegurar la consecución de los Objetivos del Milenio, menos de la mitad de lo que se invirtió en un sólo día para rescatar a la aseguradora AIG (85.000 millones de dólares).


Miles de activistas participan estos días en diversas actividades convocadas en Nueva York para presionar a cerca de 90 jefes de Estado y de Gobierno, para que acuerden y pongan en práctica acciones concretas para garantizar los ODM.