Mensaje de Oxfam a Obama: la nueva estrategia debe paliar la crisis humanitaria en Afganistán

“Es necesario rediseñar una nueva estrategia integral que evite una crisis a gran escala”
Raymond C. Offenheiser
Presidente de Oxfam América (EE.UU)
Publicado : 31 Enero 2009

El presidente Obama tiene la oportunidad de cambiar la situación de la política de los EE.UU en Aftanistán si se toman los pasos necesarios para evitar que se combierta en una crisis humanitaria, ha manifestado Oxfam Internacional.



Hasta cinco millones de afganos luchan por satisfacer sus necesidades más básicas, y la salud de casi un millón de niños y medio millón de mujeres está en serio peligro debido a la desnutrición. Pese a ello, la llamada de emergencia de la ONU para alimentar al pueblo afgano cuenta solamente con la mitad de su financiación.



En palabras de Raymond C. Offenheiser, presidente de Oxfam América: “Con la galopante inseguridad y con la población civil incapaz de satisfacer sus necesidades básicas, es necesario rediseñar una nueva estrategia integral que evite una crisis a gran escala.



En un memorando enviado al presidente Obama, Oxfam manifiesta su preocupación, además de por las necesidades humanitarias, por la situación crítica a la que ha llegado Afganistán, así como el posible empeoramiento de las mismas en caso de que los Estados Unidos no tomen las riendas y solucionen los problemas de gobierno, asistencia, reconstrucción y protección de la población civil. En el escrito, Oxfam América define diez pasos esenciales para cambiar la situación de Afganistán.



“Con la tímida reconstrucción y la incipiente inestabilidad, los Estados Unidos deben buscar soluciones más allá de lo militar y asumir el papel protector de civiles, así como forjar un nuevo enfoque internacional sobre Afganistán", declara Offenheiser.



En 2008, el nivel de seguridad tocó fondo desde que se iniciara la intervención en 2001. Las bajas civiles por el fuego cruzado continuaron en aumento, alcanzando casi 2000 bajas civiles durante el pasado año, e incluyendo cerca de 800 bajas fruto de operaciones de las fuerzas afganas e internacionales. La ONU no puede llegar a la mitad del país y continúan en aumento los ataques a los cooperantes, lo que dificulta el suministro de asistencia humanitaria y de desarrollo.



Matt Waldman, jefe de política en Afganistán de Oxfam Internacional, afirma: “Es demasiado tarde para poner parches o aplicar medidas a medias. Para detener la escalada de violencia hace falta un esfuerzo internacional concertado que dé prioridad a la seguridad y los medios de vida de los civiles afganos".



El memorando de Oxfam América al presidente Obama hace un llamamiento a una mejor respuesta humanitaria a la crisis, con mayores mejoras en la eficacia de la asistencia, más asistencia a la agricultura y la economía rural, acciones destinadas a mantener la paz, cooperación regional, reformas de gobierno y nuevas medidas para proteger a la población civil.

Lea el memorando de Oxfam América al presidente Obama: Plan de diez puntos para cambiar la situación de Afganistán.

Información complementaria

  • Afganistán es uno de los países más pobres del mundo. La esperanza de vida de sus habitantes es de solo 45 años. Uno de cada cinco niños afganos muere antes de cumplir los cinco años.
  • Oxfam ha estado trabajando en Afganistán por más de 20 años, desarrollando programas de asistencia rural y apoyando a organizaciones cooperantes.
  • En julio de 2008, las Naciones Unidas lanzaron el Llamamiento de Emergencia por Afganistán, mediante el que se solicitaban 404 millones de dólares. A 31 de enero de 2009, el fondo solamente cuenta con 201 millones de dólares.