Conferencia internacional de Bonn: los acuerdos económicos deben favorecer a los más pobres

“La historia de la ayuda internacional muestra que cualquier propuesta que depende sólo de las promesas voluntarias de los países desarrollados está condenada al fracaso”
Antonio Hill
Experto en cambio climático, Oxfam Internacional
Publicado : 28 de mayo 2009

En la reunión del UNFCC, que se celebra entre el 1 y el 12 de Junio en Bonn, se debatirá el borrador del acuerdo global de cambio climático.

Las negociaciones sobre el cambio climático deben asegurar que la propuesta de la financiación del cambio climático, que fue apoyada por las mayores economías en París esta semana, dé respuesta a las necesidades de los países más vulnerables. Es una de las peticiones de Oxfam Internacional en vísperas de la reunión del UNFCC, que tendrá lugar del 1 al 12 Junio en Bonn. Oxfam Internacional considera que los países reunidos deben avanzar rápidamente para conseguir un acuerdo global a tiempo y así evitar una catástrofe humana.

La reunión del Foro de las Mayores Economías, que tuvo lugar en París el 25 y 26 de Mayo, apoyó la propuesta de México sobre la financiación de las acciones para adaptación y mitigación en los países en vías de desarrollo. La propuesta requerirá que todos los países contribuyan a un fondo global en función de sus emisiones de gases de efecto invernadero pasadas y presentes y del tamaño de sus economías. Sin embargo, la propuesta depende de la voluntad individual de los países de cumplir sus compromisos de financiación – una estrategia arriesgada teniendo en cuenta que los países ricos han incumplido reiteradamente sus obligaciones de dar ayuda financiera a los países en vías de desarrollo.
Por primera vez, los negociadores en Bonn van a debatir el borrador del acuerdo global – una mezcla de propuestas buenas, malas, y feas para abordar las acciones contra el cambio climático. Además, la reunión es la última oportunidad que los países tendrán para probar las propuestas de último minuto antes de la fecha límite para la presentación, el 17 Junio.

Antonio Hill, experto en cambio climático de Oxfam Internacional, ha afirmado: “Es una buena noticia que los países más ricos del mundo están apostando por una propuesta para financiar las acciones contra el cambio climático en los países pobres. Sin embargo, necesitamos asegurarnos de que la propuesta funciona para la gente para la que está  diseñada. La historia de la ayuda internacional muestra que cualquier propuesta que depende sólo de las promesas voluntarias de los países desarrollados está condenada al fracaso. Los países pobres necesitan un flujo garantizado de financiación que no dependa del capricho de los gobiernos.”

“Tenemos un tiempo limitado para conseguir el acuerdo climático que podrá prevenir una catástrofe humana. Ahora cuando ya tenemos el borrador del acuerdo sobre la mesa, los países deben dejar de eludir las grandes cuestiones y empezar a mover las negociaciones. Los negociadores deben eliminar rápidamente las propuestas que van a dirigirnos hacia el desastre climático y las que van a dejar a los países pobres solos para hacer frente a los efectos del cambio climático. Los líderes deben promover un acuerdo climático que evite el cambio catastrófico y que sea justo para todos”, dice Hill.

Los países desarrollados en gran parte han creado la crisis climática, pero son los países pobres los que están más afectados, de manera más severa y son menos capaces de hacerle frente. Por ejemplo, según Oxfam para el año 2015 el promedio de las personas afectadas cada año por los desastres climáticos puede incrementar a más del 50 por ciento hasta 375 millones  de personas.

Oxfam considera que los países desarrollados deben firmar el acuerdo global que permita que no aumenten las temperaturas por encima de los 2 grados. Además tienen que acordar para 2020 una reducción de las emisiones globales al menos un 40 por ciento respecto a los niveles de 1990. Los países desarrollados deben proveer el dinero necesario para ayudar a los países pobres a lograr un crecimiento económico que mantenga bajos los índices de carbono y para adaptarse a los efectos del cambio climático. La ONU ha calculado que los países en vías del desarrollo necesitarán  más de 100 mil millones de dólares al año para financiar la mitigación y Oxfam sostiene que van a necesitar 50 mil millones de dólares más para adaptarse a los efectos del cambio climático.