Un joven compra un generador para su casa. Autor: Karl Schembri/Oxfam
Cuatro de cada cinco personas depende en gaza de la ayuda

La tragedia del ataque a la flotilla es el resultado directo del bloqueo israelí a Gaza

“Oxfam hace un llamamiento para que se inicie una investigación completa e independiente que determine lo sucedido y exija responsabilidades”
Jeremy Hobbs
Director General de Oxfam
Publicado : 2 de junio 2010
  • La semana pasada las autoridades israelíes sólo permitieron la entrada del 22% de la media de camiones que entraba en el territorio antes del bloqueo

  • 17 meses después de la operación “Plomo Fundido” el 75% de los daños causados por la ofensiva sigue sin reconstruirse

Oxfam condena el ataque del lunes contra la flotilla de ayuda que provocó la muerte de varios pasajeros y vincula la tragedia al fracaso de Israel y la comunidad internacional para poner fin al bloqueo de tres años en la Franja de Gaza.

"Estamos consternados con el uso atroz de la violencia y la muerte de civiles que se produjeron cuando las fuerzas israelíes interceptaron la flotilla de Gaza, en aguas internacionales", dijo Jeremy Hobbs, director general de Oxfam. "La tragedia ocurrió porque la comunidad internacional no presiona suficientemente a Israel para que ponga fin a su paralizante política de bloqueo. Esta flotilla no habría sido necesaria si el bloqueo israelí no estuviese debilitando la economía de Gaza e impidiendo la entrada en el territorio de suministros humanitarios que sus habitantes necesitan desesperadamente."

Contrariamente a lo que afirma el gobierno israelí, la ayuda humanitaria que entra en Gaza constituye sólo una pequeña parte de lo que se necesita para responder a las enormes necesidades de una población exhausta. Oxfam estima, por ejemplo, que durante la semana pasada las autoridades israelíes permitieron la entrada en Gaza de 631 camiones de suministros humanitarios. Esta cifra representa sólo el 22% de la media semanal (2.800 camiones) que entraba en el territorio en los primeros cinco meses de 2007, antes de la imposición del bloqueo por Israel. Asimismo, apenas se ha permitido la salida de exportaciones de Gaza.

A pesar de una apertura muy limitada en el suministro de algunos bienes a Gaza en los últimos meses, la entrada de los principales artículos de primera necesidad, como los materiales para la reconstrucción, sigue haciéndose en cantidades muy reducidas o siendo prohibida totalmente. El resultado de esta situación es que 17 meses después de la operación militar israelí "Plomo Fundido" tres cuartas partes de los daños y la destrucción causados a la infraestructura civil durante la ofensiva aún no han sido reparados.

Según la ONU, más del 60% de las familias padecen inseguridad alimentaria y reciben asistencia básica. Además, cuatro de cada cinco habitantes de Gaza dependen de la ayuda para sobrevivir. Hay cortes diarios de electricidad y la red de abastecimiento de agua está funcionando muy por debajo de su capacidad. Algunas familias con hasta siete miembros están consumiendo la misma cantidad de agua por día que se destinaría a cubrir las necesidades de una sola persona. Algunos pacientes incluso han muerto mientras esperaban el permiso para buscar tratamiento médico fuera de la Franja de Gaza.

Esta nueva tragedia ocurre cuando está a punto de cumplirse el inicio del cuarto año de bloqueo. "Condenamos enérgicamente la muerte, las lesiones y la detención por parte de Israel de cualquier pasajero, y cualquier uso de fuerza excesiva contra civiles a bordo de un barco que según se informó iba a llevar ayuda desesperadamente necesaria y artículos de uso diario a Gaza", dijo Hobbs.

"Considerando que los hechos detallados de la situación siguen siendo poco claros, Oxfam hace un llamamiento para que se inicie una investigación completa e independiente que determine lo sucedido y exija responsabilidades", añadió
Jeremy Hobbs. "La operación israelí ha violado aparentemente una serie de normas básicas del Derecho Internacional. Esto viene a sumarse al bloqueo que inflige un castigo colectivo a la población, que es ilegal, según el Derecho Internacional Humanitario ", agregó Hobbs.

El aislamiento forzado de los 1,5 millones de habitantes de Gaza, que fragmenta la sociedad palestina y crea  una pobreza impuesta y frena su desarrollo, debe llegar a su fin inmediato, al igual que todos los ataques contra civiles de ambas partes. Israel y la comunidad internacional deben trabajar conjuntamente para levantar de forma inmediata el bloqueo mediante la plena apertura de todos los pasos fronterizos entre Israel y la Franja de Gaza. Estos lugares están equipados con tecnología para prevenir el contrabando de armas.

"Es hora de que las personas en Gaza reciban más que promesas y que sus derechos sean respetados", añadió el director general de Oxfam.

 

Leer más

El trabajo que hacemos en Gaza