África Oriental: Una oportunidad para acabar con las situaciones de emergencia y con las excusas

“Además de acciones reales por parte de los gobiernos, también es necesario un mayor apoyo de la comunidad internacional y los donantes”
Philippa Crosland-Taylor
Directora regional adjunta para el Cuerno de África, África Oriental y África Central
Publicado : 8 Septiembre 2011

Mientras los lideres de gobierno del África oriental se reúnen hoy en Nairobi en una cumbre regional para acabar con las emergencias derivadas de las sequías que azotan a la región, la agencia internacional Oxfam afirma que los gobiernos deben asumir mayores responsabilidades a la hora de responder ante desastres como el que afecta actualmente a la zona. Las políticas, ambiciosas pero no llevadas a la práctica, deben de ser puestas en acción. Si los gobiernos quieren asegurarse de que las futuras sequías no se conviertan en crisis como la que ahora están viviendo, se deben desarrollar planes de acción detallados que establezcan calendarios, presupuestos y prioridades.

La conferencia de dos días que tendrá lugar en Kenia reúne a líderes y jefes de estado del Cuerno de África, donde 12 millones de personas se encuentran inmersas en un desastre humanitario que empeora cada vez más. Se espera que los gobiernos que asisten a la reunión presenten planes de acción a nivel nacional sobre cómo hacer frente a la actual crisis, así como planes a largo plazo para evitar que futuras sequías se conviertan en desastres similares.

Oxfam subraya que la conferencia marca un hito en la respuesta a la crisis actual: se trata del primer evento de alto nivel organizado por las regiones afectadas y que pone el acento en  la responsabilidad de los gobiernos nacionales a la hora de responder ante las necesidades de su propio pueblo, con el apoyo de las organizaciones regionales y los donantes.

“Los gobiernos de la región se enfrentan al reto de prevenir aquello que se puede evitar. La responsabilidad política a la hora de enfrentarse a la sequía y de detener el desastre a tiempo la tienen los gobiernos, pero estos no siempre convierten sus palabras en acciones. Muchos gobiernos tienen muy buenas políticas sobre el papel pero no las implementan completamente. Los gobiernos deben priorizar y presentar planes de acción detallados que puedan ser puestos en práctica, además de rendir cuentas ante los ciudadanos” afirma Philippa Crosland-Taylor, directora regional adjunta para el Cuerno de África, África Oriental y África Central, que asiste a la cumbre.

“Además de acciones reales por parte de los gobiernos, también es necesario un mayor apoyo de la comunidad internacional y los donantes. Actualmente, menos de un 1% de la ayuda humanitaria que recibe la región se invierte en prevenir y prepararse ante futuros desastres. Si los gobiernos nacionales sientan las bases, los donantes no podrán eludir su responsabilidad y deberán proporcionar a los gobiernos de la región los fondos y el apoyo necesarios para que esto sea una realidad” asegura Crosland-Taylor.

Los planes de acción nacionales no solo deben abordar el problema a corto plazo sino también garantizar la financiación adecuada a medio y largo plazo para apoyar una pronta recuperación y proporcionar la ayuda necesaria para desarrollar la resiliencia de las comunidades de más riesgo, principalmente aquellas que viven en las zonas más áridas y que han sufrido décadas de marginación y subdesarrollo. Los pastores y los agricultores a pequeña escala necesitan mucho más apoyo por parte de sus gobiernos. En Kenia el sector ganadero es responsable del 50% del PIB agrícola del país y, sin embargo, el gobierno tan sólo destina a los productores ganaderos un 1% del presupuesto nacional.

Oxfam cree que las comunidades deben tomar parte en el proceso de planificación y toma de decisiones y deben ser consultadas sobre las prioridades de desarrollo, el control de los recursos naturales y participar en la supervisión del uso de los fondos de manera que los planes nacionales sean efectivos y se garantice la transparencia.

La agencia cree, además, que las medidas nacionales en respuesta a la sequía deben ser complementadas con fondos específicos que podrían, si se gestionan adecuadamente, ayudar a garantizar financiación a tiempo para hacer frente a los efectos más inmediatos de la sequía.

 “Esta conferencia presenta una gran oportunidad para que los líderes africanos muestren su determinación a la hora de acabar con los desastres derivados de la sequía. Los gobiernos tienen la responsabilidad para con sus ciudadanos de asegurarse de que esta sea la última hambruna que padezca África” apunta Crosland-Taylor.

Más información:

Crisis alimentaria en el Cuerno de África

Información complementaria

La vida de más de 12 millones de personas está en peligro a causa de la severa sequía que afecta a distintas zonas de Kenia, Etiopía, Somalia y Yibuti. Las escasas lluvias han provocado que algunas zonas de la región se estén enfrentando al año más seco en seis décadas. Seis zonas de Somalia han sido declaradas por Naciones Unidas las primeras en sufrir una hambruna en el siglo XXI.

La conferencia, organizada por el gobierno de Kenia, tendrá lugar en Kenia el 8 y el 9 de septiembre.


Contactar

Alun McDonald:

Contacto para medios en España
Permalink: http://oxf.am/42X