El futuro del programa nacional tailandés de tratamiento en peligro

El programa nacional tailandés para el tratamiento del VIH/SIDA ha sido un éxito ya que ha conseguido proporcionar medicamentos a bajo precio al 90% de la población que lo necesita. Sin embargo, Estados Unidos está presionando a Tailandia para acordar un Tratado de Libre Comercio que establezca normas de propiedad intelectual más estrictas, poniendo así en peligro el futuro del programa nacional de tratamiento.

El programa nacional tailandés para el tratamiento del VIH/SIDA ha sido un éxito ya que ha conseguido proporcionar medicamentos a bajo precio al 90% de la población que lo necesita.

Sin embargo, Estados Unidos está presionando a Tailandia para acordar un Tratado de Libre Comercio que establezca normas de propiedad intelectual más estrictas, poniendo así en peligro el futuro del programa nacional de tratamiento. Este hecho podría incrementar hasta un 90% el precio de nuevos y mejorados medicamentos contra el SIDA, con un coste para el Gobierno tailandés de 3.200 millones USD y, por tanto, pondría miles de vidas en peligro.

Para Solada (no es su nombre real) el acceso a medicamentos a bajo precio es una cuestión de vida o muerte. Ella tiene 43 años y es VIH positivo, y actualmente está recibiendo medicamentos a través del programa nacional de tratamiento. Vive con su marido, Utai, que es trabajador temporal, y su hijo Putipong de 16 años. Cosiendo bolsos como forma de ganarse la vida, ella es la principal fuente de ingresos de la familia. “Cuando supe por primera vez que era VIH positivo no podía creerlo”, comenta. “Pero ahora, gracias al tratamiento que recibo, me siento viva. He vuelto a nacer”.

Los expertos estiman que cada año un 5% de los beneficiarios de los medicamentos desarrollan resistencia al mismo ya que el virus VIH muta. Por ello se requieren nuevos y mejorados medicamentos que están patentados por las compañías farmacéuticas. Los precios actuales que establecen las empresas para estos medicamentos (6.782 USD) son más de diez veces el coste de copias más baratas proporcionadas actualmente por el gobierno (482 USD). Si Estados Unidos y las compañías farmacéuticas se salen con la suya, los medicamentos que salvan vidas estarán fuera del alcance para los más pobres de Tailandia.

Isra (no es su nombre real) es un minorista de marisco de 34 años que tiene el VIH. Sin el apoyo de OXFAM sería incapaz de pagar por su tratamiento ya que éste cuesta dos veces sus ganancias de un mes. “Quisiera que las farmacéuticas hicieran medicamentos a precios más asequibles”, comenta. “Los nuevos medicamentos son caros y creo que también deberían formar parte del programa gubernamental, ya que la gente como yo no podemos permitirnos adquirir estos medicamentos. Me deprimo y me estreso mucho cuando pienso en ello. No tengo alternativa, quiero sobrevivir. Necesito esos medicamentos”.


Fuente:
The Economics of Effective AIDS Treatment: Evaluating Policy Options for Thailand (World Bank; 2006),
by Ana Revenga , Mead Over , Wiwat Peerapatanapokin , Sombat Thanprasertsuk , Emiko Masaki , Viroj Tangcharoensathien , Julian Gold


Palabras clave: