Cultivo de arroz orgánico en Tailandia

Los arroceros tailandeses están comprobando las ventajas de pasarse a la agricultura orgánica, pero aún tienen que superar ciertos obstáculos que presenta la economía del país, que esta orientada a la exportación.

Los arroceros tailandeses están comprobando las ventajas de pasarse a la agricultura orgánica, pero aún tienen que superar ciertos obstáculos que presenta la economía del país, que esta orientada a la exportación.

La Fundación Khao Kwan (KKF), socio de Oxfam Internacional, asiste a los arroceros con apoyo técnico para que se puedan pasar al cultivo orgánico, y les ayuda a formar a otras personas en este tipo de cultivo. KKF es un miembro fundador de la Red de Cultura Alternativa, a través de la cual se pueden divulgar conocimientos y distribuir información a sus diez mil miembros.

Los familiares de los agricultores que se han pasado al cultivo orgánico han experimentado una mejora en su salud. Gracias a ello, su gasto médico ha disminuido. Ambos cambios han recibido una valoración más que positiva por parte de los agricultores.

Cuando cultivaban con sustancias químicas sufrían problemas de piel, enfermedades respiratorias y serios dolores de cabeza. También les alegra ver que en los arrozales vuelve a haber peces, ranas, cangrejos y plantas, ya que con ellos pueden suplir su alimentación.

A consecuencia de no invertir en sustancias químicas y de reducir los gastos de producción, los agricultores empiezan a ver un aumento en los beneficios económicos que producen sus cosechas. Tras cultivar sin utilizar sustancias químicas durante varios años, se estima que el beneficio ha aumentado en más del 70%. Además, a medida que sus ingresos aumentan, los agricultores se dedican a otras actividades aparte de la cosecha del arroz, como por ejemplo a la cría de cerdos y de aves de corral, o a crear estanques artificiales destinados a la cría de peces.

Los agricultores de tierras del noreste de Tailandia que no utilizan sistemas de riego en sus cultivos han podido conseguir el estatus de agricultores orgánicos, cosa que les permite vender sus cosechas a través de la Fundación Earthnet a un precio más elevado. Sin embargo, esto no es posible en las zonas con sistemas de riego, porque no reúnen los estándares para conseguir el estatus de agricultura orgánica.

El gobierno de Tailandia apoya el desarrollo de la agricultura orgánica debido al aumento en la demanda externa de productos orgánicos. Sin embargo, se necesitan cambios en la política agrícola del gobierno y en la demanda de los consumidores tailandeses, para que todos los agricultores del país se beneficien de la conversión a una agricultura orgánica.

Oxfam continuará trabajando con sus socios, presionando para que las políticas del gobierno den apoyo a las familias pobres y a los métodos de agricultura sostenibles en todo el país. El programa también intentará aumentar la conciencia de la población tailandesa acerca del cultivo orgánico y del hecho de que consumir arroz orgánico mejorará la vida.

Fuente: Oxfam Gran Bretaña

Palabras clave: