Educación en Egipto: saliendo de la oscuridad

Un niño puede perder la vida si toma medicamentos inadecuados, caducados o una sobredosis. Algo tan trágico puede ocurrir simplemente porque la madre no sabe leer o escribir. La organización BLACD, contraparte de Oxfam Internacional, educa a las mujeres y toda la familia se beneficia de ello.

Un niño puede perder la vida si toma medicamentos inadecuados, caducados o una sobredosis. Algo tan trágico puede ocurrir simplemente porque la madre no sabe leer o escribir. La organización BLACD, contraparte de Oxfam Internacional, educa a las mujeres y toda la familia se beneficia de ello.

En la provincia de Minia, situada en el Alto Egipto, viven más de 3,5 millones de personas. La tasa de analfabetismo es del 50 por ciento entre las mujeres y en las zonas rurales asciende a un 67 por ciento. Esta situación se debe a la antigua costumbre de dar una mayor preferencia a los niños que a las niñas en todos los aspectos de la vida, incluida la educación. Las dificultades económicas a las que se enfrentan las familias es el motivo por el cual no envían a sus hijas a la escuela o las sacan de la escuela.

The Better Life Association for Comprehensive Development (BLACD) es una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro que aspira a mejorar la calidad de vida de los pobres y los desfavorecidos en el Alto Egipto. Las mujeres son uno de los grupos meta en los que se enfoca BLACD, empoderándolas y mejorando sus condiciones de vida.

Cooperando con Oxfam Internacional, BLACD diseñó un plan de acción trienal llamado ”˜Desarrollo de Comunidades Pobres'. à‰ste se enfoca en toda la comunidad, aunque presta especial atención a mejorar la posición económica y social de las mujeres, así como su salud. Se imparten clases de alfabetización para conseguir estos objetivos.

Cooperando con los líderes de la comunidad, BLACD consiguió abrir 40 clases de alfabetización en 12 comunidades y distritos en 2005. A estas clases asisten 800 mujeres, más o menos 20 mujeres por cada clase, mujeres entre 14 y 50 años.

Educación significa libertad
BLACD seleccionó y capacitó a las coordinadoras de las clases oriundas de las comunidades para dar las clases de alfabetización y celebra reuniones mensuales en las que se da capacitación adicional sobre temas de la mujer y sobre cómo integrarlas en la clase. BLACD suministró libros, mobiliario, pizarras y otras herramientas educativas.

El currículum, que consta de dos fases de nueve meses, se llama ”˜Educación significa libertad' y se basa en la interacción entre profesoras y estudiantes. Las mujeres que finalizan satisfactoriamente el curso pueden solicitar un certificado de alfabetización gubernamental.

La alfabetización proporciona un medio a las mujeres de educarse y de adquirir nuevas ideas; sin embargo, no tiene sentido si no hay material de lectura. Por consiguiente, BLACD dotó tres zonas de bibliotecas de lectura para que las mujeres puedan practicar la lectura y recibir más educación.

Aptitudes útiles
El programa también educa a las mujeres en cuanto a sus derechos y al SIDA, y les ayuda a conseguir sus partidas de nacimiento y sus documentos de identidad, que son necesarios para distintos aspectos de sus vidas, desde tener una cuenta bancaria hasta votar.

Además, en las clases les forman en aptitudes importantes y útiles para la vida, como por ejemplo educación sanitaria básica, las enseñan cómo preparar comidas de bajo presupuesto y con un alto valor nutritivo y cómo hacer objetos de artesanía que pueden vender o utilizar en sus casas. Está previsto que el primer grupo de mujeres acabe el segundo nivel en agosto de 2006.

Fuente: Novib Redes 1, 2006

Palabras clave: