India: entusiasmo por aprender

David Kenningham, que trabaja para Oxfam Internacional, ha visitado recientemente dos escuelas de Uttar Pradesh, en la India, que se fundaron como resultado de la colaboración entre Oxfam y ONGs locales. En total, hay 4 escuelas dentro de este programa, que ofrecen enseñanza primaria a más de 500 niños y niñas. David nos cuenta algunas de sus impresiones de lo que ha visto y ha aprendido en su visita.

David Kenningham, que trabaja para Oxfam Internacional, ha visitado recientemente dos escuelas de Uttar Pradesh, en la India, que se fundaron como resultado de la colaboración entre Oxfam y ONGs locales. En total, hay 4 escuelas dentro de este programa, que ofrecen enseñanza primaria a más de 500 niños y niñas. David nos cuenta algunas de sus impresiones de lo que ha visto y ha aprendido en su visita.

Conduciendo a través de prados verdes, no muy lejos del Ganges, he pasado por una escuela pública. La he reconocido por la banda verde horizontal que rodea todo el edificio. Estaba abandonada y desgraciadamente no era el único edificio vacío de la zona. Puede que se abandonara por falta de profesor o porque éste nunca compareció.

A medida que avanzaba por esta remota área de Uttar Pradesh, la escena cambiaba. Habíamos llegado a una escuela situada en un edificio nuevo y reluciente y parecía también muy bien organizada. Allí cursaban sus estudios unos 140 chicos y chicas con edades comprendidas entre los 5 y los 12 años, separados en 5 clases, bien vestidos con su uniforme y con un entusiasmo desbordante por aprender.

Aquí había los niños menos privilegiados de la India. La mayoría provenían de familias muy pobres, los Dalits o “intocables”, que son los que sufren diariamente el rechazo a acceder a una educación básica, aunque el gobierno está obligado a facilitarla. Las chicas son privadas de esta educación en un porcentaje mucho más alto que los chicos, ya que las familias prefieren que ellas se queden en casa a ayudar a las madres con las tareas del hogar. Por este motivo, me sentí muy reconfortado al saber que más del 60 por ciento de los alumnos en la escuela eran niñas.

Historia e higiene


Rita, la entusiasta jefa de estudios, me enseñó las clases. El nivel de interés e implicación de los chicos habría contentado el inspector más exigente de cualquier rincón del mundo. El plan de estudios pone énfasis en la alfabetización y el cálculo aritmético, así como el estudio de ciencias, historia y geografía. También da la oportunidad a los estudiantes de introducirse en el mundo del arte, el teatro, la danza y la música.

Rita me dijo que me fijara en un pozo que abastecía al colegio de agua potable para beber y aprendí cómo la escuela promovía el desarrollo de los buenos hábitos higiénicos entre los estudiantes. La mayoría de ellos no disponía de canalizaciones adecuadas, ni acceso a agua potable en sus aldeas de origen.

Se buscan profesores


 David Kenningham / OxfamLakshmi, de 12 años, camina ocho kilómetros cada día para ir a la escuela. En su pueblo había escuela pero se quedaron sin profesor. Comenta lo mucho que le gustaba estudiar y cuánto disfrutaba leyendo cuentos. Conocía muy bien las enfermedades más frecuentes de la gente de su pueblo y añade que le encantaría ser médico. Espero que ella y las otras estudiantes tengan la oportunidad de terminar sus estudios, alcanzar su potencial, y romper con el círculo de privaciones y discriminación que han echado por tierra las vidas de tantas mujeres.

Nos desplazamos a una segunda escuela, con un patio enorme, donde ya habían acabado la mayoría de las clases. La última que quedaba era una que enseñaba a multiplicar a los chicos utilizando cerillas. La profesora había colocado a los chicos en grupos reducidos, que estaban completamente absortos con su trabajo. Este fue un muy buen ejemplo de cómo enseñar matemáticas de manera práctica.

Aún es muy temprano, y todo el mundo sabe que queda mucho por hacer, pero las pequeñas metas de cada día hacen funcionar estas escuelas. El objetivo principal es asegurar su futuro. Pero para conseguirlo se necesitan más inversiones. Un sueldo digno para los docentes y una mejora del equipamiento escolar son algunas de las prioridades.

Fuente: Oxfam Gran Bretaña

Palabras clave: