No hay ningún lugar seguro en Gaza, afirma Oxfam al ser atacado el refugio donde se encontraba una de sus trabajadoras

Una trabajadora de Oxfam y su familia han conseguido escapar de una muerte segura después de que un cohete israelí impactara en la vivienda donde se refugiaban esta mañana muy temprano.

Después de una noche de intenso cruce de artillería en la ciudad de Gaza, nuestra trabajadora y su familia vieron cómo destruían su refugio esta mañana a las 7:15, cuando un cohete lanzado por el ejército israelí alcanzó la vivienda en la que se habían cobijado. Unos minutos después, otros cinco artefactos impactaron en el edificio de al lado. Los vecinos acudieron al rescate de la trabajadora de Oxfam y su familia, y los servicios médicos les prestaron asistencia inmediata.

Nuestra trabajadora había abandonado inicialmente su casa dos días atrás, siguiendo las advertencias telefónicas y los panfletos del ejército israelí en los que se advertía del inminente ataque previsto en esa zona. Por ello, tanto ella como su familia se trasladaron a casa de unos familiares donde se suponía que estarían “a salvo”, y así es cómo constataron que no hay ningún lugar seguro donde esconderse en la Franja de Gaza.

“Estamos perdidos ahora mismo", afirma nuestra compañera. “Seguimos escuchando los ataques pero no sabemos si los objetivos están cerca o lejos de donde nos encontramos. Por ello no podemos decidir a dónde ir ahora con nuestros dos niños, y mi familia; estamos totalmente perdidos”.

“La prolongada guerra a lo largo de la Franja de Gaza está diezmando los hogares y las vidas de miles de civiles, entre hombres, mujeres y niños”, puntualiza John Prideaux-Brune, director regional de Oxfam Gran Bretaña. “Oxfam exige el cese inmediato de la violencia. No podemos soportar que esta espeluznante situación se repita ni una noche más”.

Oxfam Internacional insta a todas las partes a pactar un alto el fuego duradero. La protección de los civiles en ambos bandos debe ser la prioridad número uno para todas las personas implicadas. El número de civiles muertos registrados en Gaza es un completo despropósito y aumenta cada minuto. El lanzamiento indiscriminado de cohetes por parte de grupos armados palestinos a Israel es inadmisible.

Notas a los editores

Contacto para medios