La crisis humanitaria en Gaza sólo se solventará con el fin del bloqueo por parte de Israel

Las tropas hebreas se retiraron por completo ayer de la Franja dejando tras de sí más de 220.000 viviendas de civiles dañadas por el bombardeo

 



El ejército de Israel finalizó ayer su retirada de Gaza. Sin embargo, dicho repliegue sólo ha confirmado la grave crisis humanitaria que se vive en la zona.

La salida de las tropas israelíes de la Franja ha dejado tras de sí un sinfín de escombros y ruinas que Naciones Unidas ha cifrado en varios miles de millones de dólares. "Según nos han informado nuestros equipos en la zona, la situación es dramática. Será necesario un esfuerzo enorme para que la población civil vuelva a tener una vida digna", señala la portavoz de Intermón Oxfam (Oxfam Internacional en España), Lara Contreras.



Además de los más de 1.300 muertos y 5.000 heridos, la operación Plomo fundido del ejército israelí se ha saldado con 4.000 viviendas de civiles destruidas y otras 20.000 seriamente dañadas por los bombardeo. Además, 200.000 hogares necesitarán algún tipo de reparación en su estructura. La destrucción de estos inmuebles se ha traducido en al menos 40.000 desplazados internos.



Por otro lado, 400.000 palestinos del millón y medio que residen en Gaza siguen sin tener acceso al agua corriente. En este sentido, el servicio público de distribución de agua ha anunciado que no va a poder continuar con su trabajo debido a la carencia de piezas de repuesto, de materiales y a la falta de electricidad y combustible para reactivar los equipos e instalaciones necesarios. Tanto es así que las aguas residuales empiezan a correr por las calles. Además, los responsables de este organismo siguen preocupados por no poder garantizar todavía la seguridad de sus empleados.



"El alto el fuego de Israel y el proclamado por Hamas no son suficientes para garantizar el reparto de ayuda humanitaria que de manera urgente necesita la población civil de Gaza. Estas familias deben volver a su vida normal y para ello es de vital importancia que Israel levante el bloqueo al que ha sometido a la Franja durante los últimos 19 meses", asegura Contreras.



Pasos cerrados



La mayoría de los accesos a Gaza siguen cerrados, incluso para las ONG internacionales. El paso de Kerem Shalom sigue siendo el principal punto de entrada de material humanitario. No obstante, únicamente mercancías que puedan ser introducidas en cinta transportadora, como el grano o el trigo, pueden entrar en Gaza por este lugar. Si se trata de otro tipo de carga, Kerem Shalom permanece cerrado. "La Comunidad Internacional debe exigir a Israel que levante el bloqueo. Pero debe ir más allá de una mera petición formal y llevar a cabo acciones concretas como la suspensión del acercamiento diplomático entre este país y la Unión Europea hasta que se levante dicho bloqueo", reclama la portavoz.

Notas a los editores

Contacto para medios