El incremento de la violencia puede tener un impacto devastador en la población afgana

El aumento y la propagación de la violencia amenazan con provocar una severa crisis humanitaria en ciertas zonas de Afganistán, ha alertado Oxfam Internacional. 8,5 millones de afganos viven en situación crónica y el deterioro de la condiciones de vida podría provocar escasez alimentaria y poner en peligro la salud y bienestar de la población.

La organización insta a los líderes mundiales, reunidos hoy en La Haya, a que incrementen la ayuda humanitaria al país de forma inmediata, pero exige una revisión radical del método de distribución de esta ayuda que garantice la protección de los civiles. El año pasado se lanzó una petición de ayuda que todavía no ha cubierto el 50% de sus necesidades.

La malnutrición afecta a más de un millón de niños y medio millón de mujeres. A pesar de estas cifras, la partida de rescate humanitario sólo está cubierta en un 42%, y algunos sectores clave como la salud y la educación sólo tienen un 2% de sus recursos cubiertos.

Oxfam Internacional también ha pedido a la comunidad internacional que establezca estrategias a largo plazo donde las necesidades y el bienestar de los afganos sean considerados prioritarios.

Ariane Arpa, Directora de Intermón Oxfam (Oxfam Internacional en España) ha dicho: "Hoy, los ministros van a debatir durante horas la seguridad y la guerra contra el terrorismo, pero el conflicto es sólo una parte del problema. Las condiciones de vida de muchos afganos están deteriorando o no están mejorando lo suficientemente rápido".

"La estabilidad y la prosperidad del país sólo ser realidad si se dedican esfuerzos suficientes para mejorar la vida del pueblo afgano. Hasta ahora, los resultados no han sido los adecuados".

"La respuesta a la crisis humanitaria ha sido lenta, fragmentada e insuficiente. La ayuda ha resultado inefectiva y se ha gastado demasiado dinero en contratistas extranjeros o en proyectos que no beneficiaban a la población más vulnerable".

"Si queremos que esta conferencia internacional sea efectiva, el futuro del pueblo afgano debe convertirse en el núcleo de las discusiones".

La solución a la actual crisis de alimentos sólo podrá alcanzarse si se destina más dinero a la agricultura y al desarrollo rural. En la provincia de Daikundi, por ejemplo, dónde medio millón de personas dependen de la agricultura, el Ministerio de Agricultura tan sólo destinó $2.400 en el 2007 para la mejora de la producción agrícola.

Arpa ha dicho: "La mayoría de los afganos dependen del campo para alimentar a sus familias pero el sector agrícola sólo recibe un mínima parte de la ayuda internacional. Invertir esta tendencia lograría reducir la vulnerabilidad de los afganos ante futuras épocas de escasez de alimentos y plantearía alternativas válidas al cultivo de opio".

Según Oxfam Internacional, una estrategia nacional para la construcción de la paz comunitaria y la resolución del conflicto conllevaría importantes mejoras en la vida de los afganos. El proceso de paz debe desarrollarse aunando aproximaciones a nivel local, nacional y regional.

Galería de fotos: Las voces jamás escuchadas de las mujeres y niños afganos.

Notas a los editores

Oxfam Internacional expresa la necesidad de que los líderes reunidos en La Haya, entre ellos representantes del gobierno español, sigan mostrando su apoyo a los afganos, pero tengan en cuenta la necesidad de que:

  • Los proyectos de ayuda estén mejor coordinados y tenga como objetivo solucionar las necesidades de las personas
  • Canalizar menos ayuda a través de contratistas privados y de fuerzas de seguridad internacionales
  • Presionar al gobierno afgano para que tome medidas contra la corrupción

Contacto para medios