La situación en el este del Congo continúa empeorando

Oxfam Internacional amplía su respuesta para proveer de agua y sistemas de saneamiento a 150.000 nuevos desplazados

La crisis humanitaria en la República Democrática del Congo (RDC) sigue siendo tan grave como a finales del 2008, ha advertido Oxfam Internacional que se ha visto obligada a ampliar su respuesta humanitaria en el este del país para poder atender a 150.000 nuevos desplazados.

Según datos de Naciones Unidas, desde mediados de enero, en las provincias del Norte de Kivu y Sur de Kivu, 250.000 personas han tenido que desplazarse huyendo del conflicto generado por la ofensiva militar contra el grupo rebelde del FDLR. Esta cifra es equivalente al número de desplazados que el pasado mes de noviembre generó la intensificación del conflicto, aunque ahora, los nuevos desplazados tienen que esconderse en zonas lejanas y remotas del país.

Marcel Stoessel, director de Oxfam en la República Democrática del Congo ha afirmado que:"el final de la guerra es algo lejano para los congoleños. Están ocurriendo tragedias horribles, en zonas remotas y lejos de los medios de comunicación, pero el sufrimiento sigue siendo igual de real para los afectados”.

“Se están saqueando casas y negocios, violando a mujeres y las poblaciones se ven obligadas a huir de sus hogares, algunos de ellos por tercera o cuarta vez. Tratamos de ayudarles, y para eso, vamos a aumentar nuestra respuesta humanitaria. Es una tragedia ver como los congoleños vuelven a estar atrapados en esta horrible violencia”.

Matanzas y saqueos

Se han detectado casos de matanzas contra civiles, realizadas por hombres armados, cortes de carreteras, quema de casas y “caza” de personas. En algunas zonas de Lubero, donde la mayoría de la población sobrevive gracias a la agricultura, la violencia y los saqueos constantes están dificultando el acceso de la población a sus propios cultivos.

En breve, las operaciones contra el FDLR se extenderán a la zona del Sur de Kivu, lo que puede poner en riesgo a decenas de miles de civiles que ya han tenido que huir de sus hogares. A pesar de que, según Naciones Unidas, cerca de 300.000 personas han podido volver a sus casas en algunas zonas del Norte de Kivu donde se ha alcanzado una relativa tranquilidad, en otros lugares como Lubero y Walikale se han intensificado la situación de inseguridad.

La respuesta de Oxfam Internacional

Oxfam Internacional ha decidido ampliar su respuesta para poder asistir a los afectados por los nuevos enfrentamientos y proveer de agua, saneamiento y medidas de promoción de la higiene tanto a grupos de personas en tránsito como a desplazados ya asentados. Durante el último año, el conflicto y la inseguridad han dificultado el acceso de las  organizaciones humanitarias a los afectados, obligándolas a desarrollar respuestas más rápidas y efectivas para poder actuar en los momentos de tregua. 

En el este del Congo, Oxfam Internacional asiste ya a medio millón de personas, cifra que se amplia a 650.000 a pesar de los continuos desafíos a la seguridad. Los equipos de la organización ya han llegado a Bukavu en el Sur de Kivu y Lubero, en el Norte de Kivu. En este último lugar, se ha iniciado la distribución de agua potable y servicios básicos de saneamiento a 40.000 nuevos desplazados, con el objetivo de evitar la transmisión de epidemias.

Stoessel añade que ‘’todas las parte en el conflicto – incluidas las fuerzas armadas del gobierno y las milicias – deben actuar bajo las leyes humanitarias internacionales que garantizan la protección de civiles y asegurar el acceso de los trabajadores humanitarios”.

Según Oxfam, no hay suficientes fuerzas de paz en la zona para proteger a los civiles. La Directora de la Oficina de Oxfam Internacional en New York, Nicole Widdersheim, ha dicho, “Cuatro meses después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobara el envío de 3.000 efectivos de refuerzo, todavía no ha llegado ni un soldado más. Hasta que el despliegue adicional no tenga lugar, el MONUC debe garantizar que sus tropas en el país hacen cuanto está a su alcance para proteger a los civiles. La población necesita más patrullas de a pie en las ciudades y en las principales carreteras”

El próximo jueves, el Consejo de Seguridad debatirá sobre el MONUC. Oxfam  Internacional pide a los líderes mundiales que con motivo de este debate, se comprometan a destinar las tropas adicionales de forma inmediata. La organización también exige que las fuerzas de paz que ya están en país se desplieguen en las zonas más inseguras, para proteger de manera efectiva a los civiles.

Notas a los editores

1. El 20 de enero, los ejércitos congoleños y ruandeses, y la milicia del CNDP iniciaron una ofensiva conjunta para desarmar a la fuerza al grupo rebelde del FDLR. El ejército ruandés salió del este del Congo a finales del pasado mes de febrero.

2.  A finales del 2008, 250.000 personas tuvieron que huir a raíz del conflicto entre el gobierno del Congo y los rebeldes del CNDP

3. Otras zonas en el este del Congo, tales como Haut Uélé e Ituri, también están siendo afectadas por graves disturbios. La lucha entre las fuerzas gubernamentales y el grupo rebelde del LRA ha provocado 190.000 desplazados desde diciembre (fuente Naciones Unidas). El LRA ha matado a unas 700 personas y secuestrado a más de 300, muchos de ellos niños. En Ituri, informaciones recientes advierten que la lucha entre los rebeldes del FPJC y el FRPI y el gobierno que tuvo lugar la semana pasada ha provocado decenas de miles de desplazados.

4. En noviembre del 2008, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se comprometió a enviar 3.000 nuevos efectivos para reforzar las fuerzas de paz que operan en el país de. Bangladesh y Egipto prometieron enviar tropas, pero todavía no ha llegado ni un soldado.

Contacto para medios