Myanmar continúa devastada un año después del paso del ciclón Nargis

Se necesitan 690 millones de dólares para reconstruir las zonas más afectad.

Cientos de miles de supervivientes del peor ciclón en la historia de Myanmar se enfrentan a la posibilidad de quedar atrapados por las deudas, con pocas opciones para garantizar crédito o préstamos futuros, y necesitan ayuda urgente de la comunidad internacional, ha informado hoy la agencia internacional de ayuda Oxfam.

“Uno de los diversos impactos del ciclón Nargis fue la destrucción de la casi totalidad de la cosecha con que los agricultores y pescadores habían garantizado préstamos antes de que golpeara el ciclón,” afirmó la directora de la oficina de Oxfam en Myanmar, Claire Light.

 “Esto ha traído como consecuencia el incumplimiento en los pagos por parte de muchas familias que no han logrado acceso a crédito suficiente para retomar sus vidas.”

 “Se necesita la ayuda urgente de la comunidad internacional antes de junio para que las familias de agricultores y pescadores puedan  arrancar con la cosecha futura, pagar sus préstamos y evitar perder aun más como consecuencia de este devastador ciclón y sus secuelas,” enfatizó Light.

El ciclón Nargis, que golpeó la región del delta del Ayeyarwady y la División de Yangón en mayo 2 y 3 de 2008, además de haber provocado la muerte de 140.000 personas y de haber destruido casas y escuelas, arruinó terrenos de cultivo, ganado, criaderos de peces y equipo, dejando a la gran mayoría de los sobrevivientes que dependen de estos como fuente de ingresos librando una lucha para sobrevivir, señaló hoy Oxfam.

Un plan de recuperación preparado por la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), las Naciones Unidas en Myanmar y el Gobierno de la Unión de Myanmar estima que se necesitan $US 690 millones de la comunidad internacional en los próximos tres años para restablecer la vida de las personas al estado en que se encontraba antes del paso del ciclón.   

De esa cantidad, el plan de recuperación plantea que se deben invertir $US189 millones para restablecer los medios de vida de la gente mediante actividades tales como la generación de empleos y el apoyo a la producción agrícola en comunidades de pescadores y agricultores.

El proyecto Flash Appeal de Naciones Unidas, que se inició inmediatamente después del paso del ciclón, cerrará con fondos que suman apenas el 67 por ciento de lo que se necesita, y con un déficit de $US 42 millones de la cantidad solicitada para proyectos agrícolas. Este proyecto termina mañana.

La señora Light destacó que las agencias de ayuda no quisieran ver que se agoten los fondos cuando se cumpla el primer aniversario del paso del ciclón y que no han visto suficientes compromisos de la comunidad internacional para ayuda de largo plazo.

“Hubo una generosa respuesta a raíz del paso del ciclón que permitió desarrollar el mayor esfuerzo de mitigación jamás realizado en Myanmar y, gracias a esto, a casi todos los supervientes del ciclón ha llegado algún tipo de ayuda ,” recalcó la señora Light.

“Pero el ciclón Nargis produjo un nivel de destrucción similar al que se produjo en las zonas más devastadas por el tsunami del Océano Índico de 2004. Los 2,4 millones de personas afectadas continuarán sintiendo el impacto a menos que siga llegando ayuda durante los próximos tres años”, advirtió la señora Light.

Oxfam ya ha ayudado a aproximadamente medio millón de personas en las zonas afectadas por el huracán. La agencia ha estado involucrada en el país como agente de ayuda directa desde agosto de 2008, y continúa financiando organizaciones asociadas que prestaron ayuda en los esfuerzos de mitigación inmediatamente posteriores al paso del ciclón.  Antes del ciclón Nargis, Myanmar recibía uno de los menores niveles de ayuda per cápita en todo el mundo.

Notas a los editores

Contacto para medios